Nuevoleoneses investigados en EU por crimen de abogado trabajaron para el alcalde de San Pedro

martes, 26 de abril de 2016
McAllen, Texas (apro).- El juicio que ayer inició en Dallas contra tres nuevoleoneses que participaron en el asesinato del abogado de Osiel Cárdenas salpicó al alcalde Mauricio Fernández Garza, en virtud de que los acusados formaron parte de su “Grupo Rudo”, pero también estuvieron al servicio del jefe de plaza del Cártel de los Hermanos Beltrán Leyva en San Pedro Garza García. Jesús Gerardo Ledesma Cepeda, de 59 años de edad, su hijo Jesús Gerardo Ledesma Campano, de 32, y su primo José Luis Cepeda Cortés, de 58 años, están implicados en el crimen de Juan Guerrero Chapa, abogado del líder Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén. Guerrero Chapa, también originario de Nuevo León, fue asesinado por un sicario el 22 de mayo de 2013, mientras se encontraba en el estacionamiento de un centro comercial de Southlake –un lujoso suburbio del noreste de Dallas–, dentro de su camioneta. A casi tres años del asesinato, a Ledesma Cepeda, Ledesma Campano y Cepeda Cortés se les acusa de conspiración para cometer homicidio y acoso interestatal. Los tres son especialistas en espionaje telefónico y en el seguimiento y vigilancia con tecnología sofisticada. Colaboraron con el autor intelectual para localizar a Guerrero Chapa en Dallas, donde tenía una residencia que adquirió en 1.2 millones de dólares. Antes del juicio, Jesús Gerardo Ledesma Campano se declaró culpable del cargo de acoso interestatal y solicitó un acuerdo con las autoridades para declarar en contra de su padre y de su tío. De acuerdo con Ledesma Campano, el autor intelectual del crimen fue Rodolfo Villarreal Hernández, ‘El Gato’, un expolicía de San Pedro Garza y jefe de plaza de ese municipio para el Cártel de los Beltrán Leyva, quien ordenó el asesinato porque supuestamente el abogado mató a su padre. Sin embargo, lo que desconocían es que Guerrero Chapa era informante del gobierno de Estados Unidos y colaboraba con la Agencia Antidrogas (DEA) para recuperar 50 millones de dólares que Osiel se comprometió a entregar a cambio de que le redujeran su condena. Guerrero Chapa fue el conducto para llevar a Estados Unidos dinero en efectivo, helicópteros y vender ranchos que formaban parte del Cártel del Golfo, para cumplir el acuerdo de Osiel Cárdenas con los fiscales, convenio que inició desde 2009. “Guerrero Chapa transportó personalmente el dinero a los agentes estadunidenses en el maletero de un coche”, según documentos que obtuvo el diario Dallas Morning News, publicados en una serie de reportajes por los periodistas Alfredo Corchado y Kevin Krause. Grupo Rudo Mientras Guerrero Chapa trabajaba para el gobierno de Estados Unidos, en 2011 comenzó a ser investigado por la familia Ledesma-Cepeda, que formaba parte del Grupo Rudo creado por el alcalde Mauricio Fernández Garza. Al inicio de su primera administración (2009-2012), el alcalde de San Pedro anunció que su Grupo Rudo pretendía evitar que los cárteles se establecieran en el municipio donde habitan los principales accionistas de empresas como Cemex, Alfa, Femsa, Vitro y Gruma, entre otras. En marzo de 2010, elementos de la Secretaría de Marina capturaron a Alberto Contreras Mendoza, ‘El Chico Malo’, jefe de los Rudos y operador del Cártel de los Hermanos Beltrán Leyva. Al ser detenido se le decomisó equipo de alta tecnología para el espionaje telefónico. Meses después, tras la captura de otro miembro de los Rudos, Fernández Garza decretó la desaparición del Grupo. Y ahora salió a relucir, en las filtraciones publicadas por el Dallas Morning News, que la familia Ledesma se pusieron al servicio del jefe de plaza del Cártel de los Hermanos Beltrán Leyva, el expolicía de San Pedro Rodolfo Villarreal Hernández. Para 2011 padre e hijo se trasladaron a Texas para ubicar al abogado de Osiel Cárdenas. El día del asesinato ambos vigilaban a Guerrero Chapa para avisar a ‘El Gato’ en qué momento debían asesinarlo. Un par de sicarios –uno de ellos capitán del Ejército aún no identificado, según el Dallas Morning News– seguían al abogado en otra camioneta, y en un momento dado uno de ellos bajó de la unidad y le disparó en al menos seis ocasiones. “En documentos presentados recientemente en la corte, funcionarios del gobierno relacionan al padre (Jesús Gerardo Ledesma Cepeda) con al menos otras nueve ejecuciones o desapariciones en México entre 2011 y 2014”, destacó el diario texano. De acuerdo con las autoridades estadunidenses, ‘El Gato’ dejó la plaza de San Pedro para reforzar el control del Cártel de los Hermanos Beltrán Leyva en Acapulco, Guerrero.

Comentarios