Pide rector de la UNAM un esfuerzo conjunto para contribuir al progreso de México

martes, 26 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, pidió al Estado, instituciones académicas y sector productivo que hagan un esfuerzo conjunto para incentivar el cambio y contribuir al progreso de México. “Todos en el país debemos sumar intereses y estrechar lazos de comunicación para alentar a la comunidad científica y humanística a reconocer problemas y encontrar soluciones útiles para México y el mundo”, destacó Graue durante la premiación del Programa de Fomento al Patentamiento y la Innovación (PROFOPI) 2016 de la UNAM. Y subrayó que los productos innovadores, fruto de la inteligencia universitaria, deben ponerse a disposición de la sociedad, haciendo el esfuerzo adicional de patentar, aunque eso no siempre es sencillo. “Innovar y patentar es un reconocimiento a la creatividad y al conocimiento al servicio de las necesidades del entorno actual. Es, en definitiva, una protección a la propiedad intelectual que lleva la marca orgullosamente UNAM”, puntualizó el rector. A su vez, el director general del Conacyt, Enrique Cabrero Mendoza, señaló que en los últimos dos años México pasó del lugar 79 al 57 en el listado que en materia de innovación realiza la Universidad Cornell. Si bien estos indicadores reflejan que la nación está despertando a la innovación y el patentamiento, todavía no son satisfactorios, abundó. De acuerdo con un comunicado de la UNAM, Cabrero Mendoza confió en que las reformas a la Ley de Ciencia y Tecnología y a la Ley Federal de Responsabilidades de Servidores Públicos, que eliminaron el impedimento que tenían investigadores del país para vincularse y establecer alianzas con empresas, ayuden a impulsar una economía basada en el conocimiento, que permitan generar las condiciones necesarias para insertarse en el mundo del conocimiento. El director general del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, Miguel Ángel Margáin González, expuso que 54% de las patentes en el país son de universidades y centros de investigación, y un factor importante es que éstas tengan un impacto en el mercado. Asimismo, el coordinador de Innovación y Desarrollo de la UNAM, Juan Manuel Romero Ortega, destacó que de 2008 a 2015 la Universidad solicitó 318 patentes y se le otorgaron 104. El año pasado fueron 47 solicitudes y 24 otorgadas. “Lejos de adoptar posiciones de complacencia, debemos insistir en que necesitamos alcanzar cifras más significativas, compatibles con el talento de los investigadores y su licenciamiento”, manifestó. Los ganadores del PROFOPI son: María de la Luz Zambrano Zaragoza y David Quintanar Guerrero, de la FES Cuautitlán de la UNAM, y Edmundo Mateo Mercado Silva, de la Facultad de Química de la Universidad Autónoma de Querétaro. Asimismo, Alfredo Roberto Ortega Hernández y Rubén Alfredo Toscano, del Instituto de Química; Mabel Clara Fragoso Serrano, de la Facultad de Química (los tres de esta casa de estudios), y Francisco Elihú Bautista Redonda, del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica. En la lista de ganadores también aparecen: Juan Carlos Gómora Martínez, Everardo Hernández Plata, Edgar Fernán González Buendía y Ana Laura Sánchez Sandoval, del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM; Edward Pérez-Reyes, de la Universidad de Virginia, Estados Unidos, Sandra Elizabeth Rodil Posada, del Instituto de Investigaciones en Materiales; Argelia Almaguer Flores y Víctor Irahuén García Pérez, de la Facultad de Odontología, y Luis Alberto Pineda Cortés, del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (de la UNAM). A la premiación también acudieron Roberto Arochi, presidente de la Comisión de Propiedad Intelectual de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), y José Franco, coordinador del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

Comentarios