Llevan al TEPJF disputa para ocupar curul de hija de Gordillo

lunes, 4 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro-cimac).- En los comicios federales de 2012 el Partido Nueva Alianza (Panal) “burló” al entonces Instituto Federal Electoral (IFE) –hoy Instituto Nacional Electoral (INE)– porque si bien cumplió con su obligación de postular al 40% de mujeres como candidatas a senadoras, no registró fórmulas con propietarios y suplentes del mismo sexo. Por dicha omisión, Mirna Isabel Saldívar Paz y Manuel Cárdenas Fonseca presentarán sendos juicios ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), ya que ambos demandan su derecho a suplir a la senadora Mónica Arriola Gordillo, fallecida el pasado 14 de marzo. En 2012 el Panal cumplió con la ley vigente que marcaba que los partidos debían postular al menos 40% de mujeres, por lo que registró ante el IFE 32 fórmulas de candidaturas plurinominales al Senado, de las cuales 15 fueron para mujeres, 16 para varones, y una mixta (para ambos sexos). La fórmula que ocupó el primer lugar en la lista de representación proporcional –la de posibilidades reales de llegar al Senado– fue para Mónica Arriola como propietaria y Manuel Cárdenas como suplente, con lo que el Panal ignoró la sentencia del TEPJF y el acuerdo del IFE –ambos de 2011– donde se ordenaba que titulares y suplentes de las candidaturas fueran del mismo sexo para evitar que si las mujeres resultaban ganadoras dejaran el cargo a un varón en caso de pedir licencia o por fallecimiento, como ocurrió con la senadora de Nueva Alianza. En el proceso electoral federal de 2012 aún estaba vigente el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) que marcaba una cuota de género de 40%, pero nada decía respecto de la integración de fórmulas de titulares y suplentes, por lo que una mujer que ganara la elección podía luego pedir licencia al cargo, tal como lo hicieron 11 diputadas federales tras los comicios de 2009. En aquella ocasión los partidos políticos postularon a mujeres como titulares y a hombres como suplentes, pero al rendir protesta fueron obligadas a pedir licencia para que sus compañeros varones las sustituyeran. Ante ese escenario, en 2011 un grupo de 10 mujeres, lideradas por la exdiputada federal priista María Elena Chapa Hernández, presentó juicios ante la Sala Superior del TEPJF con el fin de que la autoridad elaborara criterios y garantizara que las mexicanas no perdieran sus postulaciones. Como resultado, en noviembre de 2011 el TEPJF les dio la razón en la sentencia 12624, y el IFE modificó sus reglas para acordar que las listas plurinominales se integraran por segmentos de cinco candidaturas con postulaciones alternadas por sexo, y con sus respectivas suplencias del mismo sexo que la o el titular. El Panal cumplió la ley al registrar prácticamente 50% de candidaturas para ambos sexos, pero en el primer lugar de su lista “pluri” al Senado postuló a una mujer: Mónica Arriola, y como su suplente a un varón, Manuel Cárdenas, lo que a decir de la experta en temas electorales, Blanca Olivia Peña Molina, pudo ser también una “omisión” del entonces IFE, que aceptó esa candidatura. La también integrante de la Red de Estudios de Género del Pacífico Mexicano aseguró que el objetivo de que en los primeros lugares de la lista las suplencias fueran para mujeres, se debe a que quienes están al principio tienen más posibilidades de ser electas. Actualmente Mirna Saldívar y Manuel Cárdenas alegan su derecho a ocupar la vacante en el Senado, sin embargo, Saldívar Paz –también integrante del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)– fue registrada oficialmente en 2012 por Nueva Alianza en el tercer lugar de la lista “pluri” como candidata propietaria, y como suplente se colocó a Ana Eliza Pérez Bolaños. Aun así, Mirna Saldívar presentó un juicio ante el TEPJF para argumentar que en la elección en la que participó la fallecida senadora Arriola Gordillo –como candidata propietaria por el principio de representación proporcional– estaba vigente la sentencia 12624/2011, que ordenaba a los partidos integrar las fórmulas –titular y suplente– por personas del mismo sexo. El pasado 31 de marzo la Red Mujeres en Plural envió una carta al presidente de la Mesa Directiva del Senado, el panista Roberto Gil Zuarth, para pedirle que aplace la toma de protesta de la persona que suplirá a Arriola hasta conocer el fallo del TEPJF. “Los partidos políticos tienen la obligación de respetar la sentencia aludida, y las instituciones de vigilar su cabal cumplimiento, a fin de garantizar el principio de igualdad en materia de derechos políticos de las mujeres”, destacó la Red en su carta abierta. Además la militante del Panal ha argumentado que debe mantenerse la composición del Senado, actualmente integrado por 47 mujeres que representan el 36.7% del total. Para Blanca Olivia Peña, este sería un caso de violación a la jurisprudencia 16/2012 que obligó a registrar titulares y suplentes del mismo sexo y que fue aprobada en junio de 2012 por el TEPJF –actualmente esta disposición quedó asentada en el artículo 232 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, aprobada en 2014. La jurisprudencia del Tribunal Electoral se emitió un mes después del registro de candidaturas para los comicios de ese año (es decir, en mayo de 2012). La semana pasada Roberto Gil Zuarth dijo a los medios de comunicación que este martes deberá tomar protesta a Manuel Cárdenas Fonseca, con el argumento de que si no lo hace se violentará el Reglamento del Senado, pues según el INE él es quien debe suplir a Arriola y no Mirna Saldívar.

Comentarios