Ofrecen obispos 'echarle ganas” tras regaños del Papa Francisco

jueves, 7 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A través de un comunicado de prensa, los obispos mexicanos señalaron que el “mensaje” del Papa Francisco “nos ha calado hondo y nos deja retos que habremos de afrontar”, por lo que prometieron “echarle ganas” en su trabajo pastoral. De esta manera, en el comunicado titulado Echarle ganas, sí. Resignarnos, no, presentado el día de hoy, los jerarcas mexicanos respondieron a los regaños del Papa, quien durante su visita a México, en febrero pasado, los acusó de vivir como “príncipes” ligados a los “carros de los faraones actuales”, en clara alusión a sus nexos con la clase gobernante. Por ello, en su comunicado, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) promete redoblar sus esfuerzos para seguir “acompañando a todos para que nadie se sienta excluido”. Y señala que “no podemos resignarnos a vivir de rodillas ante el mal”, al cual ejemplifica con “la corrupción, la droga, la violencia, el narcotráfico, la impunidad, el consumo materialista”. Agrega: “Hay que echarle ganas. No podemos construir muros ni entre nosotros, ni para otros. Somos un pueblo que sabe darse la mano y dar la mano para hacer puentes a pesar de nuestras diferencias. Reconocerlas y hablar cara a cara nos hace crecer en la verdad y en la unidad”. En rueda de prensa, durante la presentación del comunicado, el presidente de la CEM, el cardenal Francisco Robles Ortega, dijo que ese fuerte mensaje del Papa a los obispos mexicanos “no lo queremos asumir como un regaño, pero si así fuera, él tiene el derecho de hacerlo como máxima autoridad de la Iglesia”. Y señaló que “este mensaje nos reta a revisar nuestras actitudes en la misión que realizamos”, por lo que, dijo, el trabajo del Episcopado se ajustará a las exigencias papales. Indicó que la Iglesia universal, no solamente la mexicana, “debe sacudirse todo el polvo que se le ha acumulado y que no responde al espíritu del Evangelio”. Con él coincidieron los otros tres obispos que lo acompañaron en la rueda de prensa: Alfonso Miranda, secretario general de la CEM; Ramón Castro, obispo de Cuernavaca, y Eugenio Lira Rugarcía, obispo auxiliar de Puebla. Indicaron que –como también lo señaló el Papa– en la CEM hay algunas “diferencias” entre los obispos, pero éstas, dijeron, son más bien una “riqueza” que no afecta para nada la unidad del Episcopado. “Nos mantenemos unidos en lo esencial, en la misma fe”, dijeron. Y finalmente aclararon que la Iglesia no sólo la conforman los obispos y sacerdotes, sino también los laicos católicos, quienes también están obligados a ajustarse a los lineamientos del Papa a favor de los pobres y los excluidos.

Comentarios