Detienen a presunto abusador del colegio Montessori Matatena

miércoles, 11 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Leopoldo Rafael Duarte, acusado de abuso sexual en perjuicio de al menos tres niños del colegio Montessori Matatena, fue detenido la mañana de este miércoles. El juzgado penal con sede en el Reclusorio Oriente giró la orden de aprehensión el miércoles pasado y se hizo efectiva hoy sin que el presunto pederasta opusiera resistencia, informó el procurador capitalino, Rodolfo Ríos Garza, en entrevista con Radio Fórmula. Según el funcionario Duarte Pereda no se mostró extrañado con su detención y en cuanto se le apresó fue llevado al Reclusorio Oriente, donde las autoridades penitenciarias se responsabilizarán de la seguridad del presunto abusador, dijo. El juez tendrá de 72 a 144 horas para determinar la situación jurídica del imputado y dictar auto de formal prisión o libertad. De acuerdo con el expediente del caso, el juez valoró más de 60 pruebas en el caso pero fueron los estudios en sicología realizados por peritos de la procuraduría capitalina fueron “determinantes” para confirmar que al menos tres de los menores sufrieron abuso sexual y uno más abuso sicológico. Esta versión contrasta con la de los padres de familia que han denunciado que los peritajes realizados por la Procuraduría carecían de rigor y que los exámenes realizados por psicólogos externos fueron los que comprobaron el presunto abuso. Con el resultado de las valoraciones psicológicas, el pasado 5 de mayo el Ministerio Público de la Fiscalía de Delitos Sexuales consignó el expediente sin detenido y el martes pasado el juez penal consideró que había pruebas suficientes para ordenar la detención de Duarte Perea, misma que se concretó hoy. Álvaro Carillo, abogado de Duarte Pereda, afirmó el martes pasado que la orden de arresto carece de sustento legal, pues en primera instancia y con base en los exámenes periciales, la propia procuraduría capitalina descartó que los niños presentaran signos de abuso físico o sicológico. Según el abogado, el expediente que llegó al juzgado penal podría causar in dubio pro reo o duda, porque en primera instancia los exámenes médicos de peritos especialistas que practicó la procuraduría a los menores resultaron negativos y después, en el segundo sólo dos de los menores salieron positivos, lo que demuestra inconsistencias en la investigación y generará “duda” a los juzgados que podría derivar en una resolución favorable al imputado. Carrillo reveló que en los segundos exámenes practicados a los niños mostraron signos de miedo, pero sostuvo que ello no significa que hayan sufrido algún abuso. Recordó que su cliente siempre se ha declarado inocente y que siempre ha estado a disposición de las autoridades. Incluso, dijo, solicitaron una inspección al kínder donde supuestamente ocurrieron los hechos para demostrar que no pudieron ocurrir como dicen los padres porque el espacio es muy pequeño y no había posibilidad de que un grupo de cuatro o cinco niños se alejara de las maestras a cargo.

Comentarios