Evalúa INAH daños en inmueble usado por alcalde de Monclova para boda de su hijo

martes, 17 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) desmintió hoy al alcalde panista de Monclova, Coahuila, Gerardo García Castillo, y confirmó haber desaconsejado oficialmente el uso de un inmueble histórico para la boda de su hijo realizada el sábado pasado en esa ciudad norteña. El edil, por su parte, exhibió en redes sociales un sobre con membrete del INAH cuyo acuse de recibo tiene fecha de hoy, pues insiste en que no fue notificado antes de la instrucción que diferentes medios de comunicación en Coahuila difundieron desde el pasado jueves. En un tuit dirigido a este reportero, añade: “…como verás todo fue premeditado para afectarme”. Apro publicó ayer un video en el que García Castillo y su familia se burlan de la directriz del INAH difundida en medios locales de comunicación, durante una transmisión en Perisope, cuando van camino a la boda de su hijo a quien llaman Tito. La primera dama municipal, Patricia Esquivel, dijo con tono festivo “sorry, no los cambiaron (de salón)”; uno de sus hijos agregó “puro chile que nos cambian” y el alcalde tercia “y si así hubiera sido pos lo hacemos en la plaza, papá”, en clara alusión al uso del espacio público adyacente al mencionado Museo Coahuila-Texas, un inmueble que data del siglo XVII, utilizado más tarde como prisión donde, entre otros hechos históricos, destaca el encarcelamiento de Miguel Hidalgo y los Insurgentes emboscados en Baján, en 1811. Tras la publicación del video, García Castillo pidió fijar su postura, subrayando en entrevista con Apro, que no fue notificado por el INAH y que se trataba de un conflicto impulsado por otros panistas y el dueño del periódico La Prensa de Monclova, que dio a conocer la información desde la semana pasada. Horas después de la entrevista realizada la tarde de ayer, a través de su cuenta de Twitter, @licgerardo aseguró que la nota publicada en el portal informativo de Proceso, era falsa: “Falso no hay tal prohibición no burla alguna solo pido respeto a algo tan importante para mi” (sic) escribió. Luego: “incisto ni hubo burla no hay tal hecho ilegal sólo se casó mi hijo y todo de maravilla” (sic). Desde el pasado jueves, el diputado federal del PAN, César Flores, circuló un oficio del INAH en el que se le solicitaba al alcalde abstenerse de usar el inmueble para cualquier evento fuera de las horas de operación del museo y le recordaban distintas disposiciones sobre la Ley Federal sobre Monumentos, Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas, fechado el 13 de mayo. Hoy, las oficinas centrales del INAH confirmaron a Apro, a través de su área de Comunicación, la autenticidad del documento, la notificación desde la semana pasada y la realización de una inspección extraordinaria que se desarrolla el día de hoy, para determinar si se perjudicó la estructura del inmueble. “Sí se emitió una recomendación, porque no era recomendable que se llevara a cabo el evento social. Lo que procede es hacer un diagnóstico, para saber si no hubo afectación. Hay inspectores que están realizando los trabajos en el monumento y, en su oportunidad, se notificará si hubo algún daño”, expuso la vocería de la dependencia federal. A su vez, en el centro regional del INAH en Coahuila, el director Francisco Aguilar Moreno, confirmó a la reportera Lourdes de Koster, que envió el oficio, que desde ayer se realiza la inspección y en caso de afectación se entregará el dictamen a la Procuraduría General de la República (PGR).

Comentarios