ICA reclama a la CDMX 5 mil 141 mdp por trabajos en la Línea 12

jueves, 26 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La constructora mexicana Ingenieros Civiles Asociados (ICA) reclama al Gobierno de la Ciudad de México cinco mil 141 millones de pesos derivados de trabajos realizados a la Línea 12 del Metro. En su reporte anual de actividades ICA informó a sus inversionistas que presentó cuatro demandas ante autoridades locales por el pago pendiente de 575.7 millones de pesos que se suman a los cuatro mil 566 millones de pesos reclamados por otro proceso judicial en trámite desde abril de 2014. De esa primera demanda, tres mil 120 millones corresponden a ICA y el resto a sus socios en el proyecto, Carso y Alstom. De acuerdo con el reporte de ICA, el dinero pendiente corresponde a trabajos de mantenimiento, rehabilitación de vías en el tramo Atlalilco-San Andrés y “efectos de las consecuencias sociales” de la construcción de la línea. Dos de las cuatro demandas ya fueron turnadas a juzgados federales y otras dos están pendientes. El gobierno a cargo de Miguel Ángel Mancera ha rechazado la existencia de alguna deuda. Incluso, en septiembre de 2014 determinó que el consorcio es el que le debe dos mil 177 millones de pesos por concepto de liquidación del contrato de 2008 cuyo monto original fue por 17 mil 583 millones de pesos. En su reporte financiero, ICA sostiene: “Se tienen elementos suficientes para acreditar el reclamo, por lo que consideramos contar con altas probabilidades de recuperación del adeudo”. Los trabajos realizados a la Línea 12 son uno de los procesos legales que tienen a la constructora a un paso del concurso mercantil. Sólo el año pasado tuvo una pérdida neta de casi 20 mil millones de pesos y actualmente enfrenta deudas por 69 mil millones de pesos, de los que más de siete mil corresponden a proveedores. En la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se encuentra en caída libre pues el precio de sus acciones cayó 25% en menos de una semana. Su crisis se agudizó por la depreciación del peso y el recorte en infraestructura de de los gobiernos federal y locales. En su reporte, la constructora reconoce problemas de fluidez y señala que sus proyectos a futuro dependen de su actual reestructuración financiera y administrativa. Según ICA, si no cubre los pagos pendientes, el desarrollo de algunos de sus proyectos podría verse “seriamente afectado”. Su prioridad es evitar un concurso mercantil, pero esa posibilidad no se descarta por completo.

Comentarios