Espaldarazo de Peña a Sedena tras video de tortura a mujer

jueves, 5 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto aseguró hoy que en las fuerzas armadas prevalece una cultura a favor de los derechos humanos y, como “prueba fehaciente”, mencionó la disculpa ofrecida por el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, luego de difundirse un video en que militares torturan a una mujer. “Una prueba fehaciente de la integridad y honorabilidad de nuestro Ejército es que, ante faltas graves de algunos de sus integrantes, su alto mando ofreció una disculpa pública a la sociedad mexicana”, dijo el mandatario. Proceso publicó el 23 de abril pasado el reportaje “Historia de la tortura videograbada”, del periodista Juan Veledíaz, donde se advierte que durante meses permaneció oculta esa grabación. “Pero la semana antepasada, cuando se difundió, el explosivo video en el que se observa a militares y policías federales cuando torturaban a Elvira Santibáñez detonó un escándalo y el propio titular de la Sedena tuvo que salir a pedir perdón por los abusos contra una ciudadana”. En un contexto marcado por los señalamientos de la comunidad internacional hacia el Estado mexicano, por la violación sistemática de derechos humanos y de tortura generalizada, el presidente de México atribuyó a las fuerzas armadas la paz y tranquilidad de la población, “una fuerza para el bienestar y el progreso nacional”. Como acto conmemorativo de la Batalla de Puebla, el gobierno de la República suele realizar la toma de protesta de bandera a soldados y marinos del Servicio Militar Nacional (SMN), que esta tarde se realizó en las instalaciones del Heroico Colegio Militar, ante la presencia de la cúpula militar del país y en un recinto cerrado, debido a la contingencia ambiental en el Valle de México. En su discurso, Peña Nieto equiparó a los militares y milicianos comandados en 1862 por Ignacio Zaragoza con los militares y reclutas del SMN, como impulsores del “desarrollo nacional en diversos frentes”, y los llamó a actuar con valores cívicos para construir un México más justo, incluyente y próspero. “Precisamente, en la construcción de un mejor país, los mexicanos hemos contado con el permanente ejemplo de honor, deber, lealtad y patriotismo de nuestras fuerzas armadas”, agregó. Fue entonces cuando se refirió a la disculpa ofrecida por el secretario de la Defensa, sin mencionar el episodio que la motivó: “Este hecho refleja la cultura a favor de los derechos humanos que hoy prevalece en nuestros institutos armados”, dijo. Ahí, expresó su respaldo a los titulares de Defensa, Salvador Cienfuegos, y de Marina, Vidal Francisco Soberón, asegurando que comparten una visión y convicción de promover la protección y defensa de derechos humanos. El discurso del mandatario ocurre luego de que en el último semestre su administración ha sostenido desencuentros diplomáticos con organismos multilaterales, e inclusive resistido reproches de líderes globales, que han observado crisis de derechos humanos, tortura generalizada y diversas conductas precisamente en las fuerzas armadas y los cuerpos de seguridad.

Comentarios