Pone en aprietos al PAN supuesta expresión de Jorge Romero 'pinche judío”

jueves, 5 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras las supuestas expresiones antisemitas que el diputado local Jorge Romero hizo en contra el presidente del Comité Central de la Comunidad Judía de México, Salomón Achar, el dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, se vio precisado a intervenir para manifestar su “respeto y aprecio” a esta comunidad en México. Este escándalo en la capital del país se suma al que, en 2012, protagonizó el entonces candidato a senador y actual presidente del PAN en el Estado de México, Oscar Sánchez, quien se ufanó de ser admirador de Adolfo Hitler, el dictador alemán que exterminó a millones de judíos. Estaba previsto que Achar fuera designado consejero honorario de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), pero repentinamente fue sacado de la lista que hoy se votó, porque supuestamente Romero se opuso: “Quién trajo a este pinche judío”, habría dicho ante varios testigos, incluidos los diputados Leonel Luna y Luciano Jimeno. Ante la indignación que se generó en la comunidad judía, que entre otras acciones publicó hoy un desplegado para rechazar el antisemitismo, el PAN informó que Anaya se comunicó telefónicamente con Achar para reiterar que es un partido respetuoso de la dignidad humana y de los derechos humanos, y para refrendar a la comunidad judía su interés en mantener relaciones de cordialidad y reconocimiento pleno con todos y cada uno de sus miembros. Según el comunicado, Anaya le dijo a Achar que el PAN reconoce también la enorme contribución que a diario realiza la comunidad judía en México, y que se traduce en desarrollo y bienestar para nuestro país, y que también rechaza cualquier forma de discriminación, por lo que apoya las acciones que estén orientadas a su prevención y erradicación. “El diputado Jorge Romero ha rechazado de manera categórica haber tenido una expresión de desprecio hacia la comunidad judía, reiterando públicamente, en medios de comunicación y en tribuna, su total respeto por la comunidad”, puntualiza el comunicado del PAN. En efecto, Romero, exdelegado de Benito Juárez acusado repetidamente de corrupción no sólo como servidor público, sino en su práctica como jefe político del PAN en la capital, ante cuya clientela se hace llamar Fürer, como Hitler. Apenas la semana pasada, en Proceso se difundió una grabación en la que Romero, coordinador de los diputados locales del PAN, la hace de “coyote” para gestionar que se suspenda la clausura de uno de los millonarios negocios inmobiliarios en la Ciudad de México del expriista Miguel Angel Yunes, candidato a gobernador de Veracruz, y de su hijo Omar Yunes Márquez. Se trata de un desarrollo inmobiliario que se levanta en la calle Horacio 1110, casi esquina con Edgar Alan Poe, en el corazón de la colonia Polanco, comprado en 2011 por Omar Yunes, el hijo menor del expriista y candidato a gobernador, y hermano de Fernando, senador, y Miguel Ángel, alcalde de Boca del Río. El propio Yunes Linares pone al teléfono a Romero y a Omar Yunes para conocer los detalles, y al final el diputado local panista le dice: --Nos vamos a poner de acuerdo con tu papá para que sigamos avanzando. –Mil gracias.

Comentarios