Gobernador de Campeche humilla al comisionado Renato Sales durante visita de Peña

viernes, 6 de mayo de 2016
CAMPECHE, Cam. (apro).- Anfitrión de la ceremonia conmemorativa de las “30 décadas” del Sistema Nacional de Protección Civil, el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas terminó eclipsando el acto en su reiterado afán por humillar públicamente al comisionado nacional de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia, frente a buena parte de la clase política nacional. Durante el evento, que encabezó el jefe del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto, acompañado de varios de sus secretarios de Estado, acto al que también asistieron varios gobernadores, Moreno Cárdenas no desaprovechó la ocasión para mostrar públicamente su desdén a Sales Heredia, su coterráneo, pese a que éste llegó como parte de la comitiva presidencial. Las groserías del mandatario se hicieron notar desde la llegada de la comitiva al Centro de Convenciones, cuando al momento de tomar sus posiciones para la ceremonia cívica previa, Sales Heredia fue alejado de los demás integrantes de la comitiva principal. Luego, el maestro de ceremonias del gobierno del estado, presentó a todos los integrantes del presidium, salvo al comisionado, pese a que se encontraba también ahí sentado. Lo mismo ocurrió en la despedida. En su discurso, el gobernador priista, quien se deshizo en elogios a Peña Nieto y Osorio Chong, reconoció a todos los miembros del gabinete presidencial que asistieron al evento, pero omitió a Sales, a quien también evitó darle la mano, no obstante que el presidente lo hizo poco antes. Así, el discurso presidencial quedó relegado a segundo término por los desplantes del anfitrión estatal. De inmediato los comentarios se centraron en el trato grosero que prodigó Moreno Cárdenas al comisionado Nacional de Seguridad frente al presidente, los secretarios de Estado y gobernadores presentes en el Centro de Convenciones, aforo que fue llenado con personal del Ejército, la Marina, las diferentes corporaciones policiales, empleados elegidos del gobierno del estado y representantes de medios a su servicio. El encono de Moreno Cárdenas contra Sales Heredia comenzó desde la contienda interna de su partido, el PRI, por la candidatura para la gubernatura, carrera en la que el segundo en sólo unos meses le pisó los talones al primero, pese a que el ahora mandatario estuvo virtualmente 12 años en campaña. La pugna arreció luego de los comicios, cuando el alcalde panista del municipio de El Carmen, Pablo Gutiérrez Lazarus, decidió mantener la autonomía de la dirección de Seguridad Pública municipal, cargo para el que designó al exfiscal de Homicidios capitalino Guillermo Zayas González, a quien --según reveló el munícipe-- recomendó Sales Heredia cuando fungía como zar antisecuestros. A partir de entonces, Moreno Cárdenas acusó a Sales Heredia de pretender “desestabilizarle” el estado. Por ello, a finales del año pasado, cuando el ahora comisionado nacional de Seguridad dio aquí el banderazo de salida a la Gendarmería, ningún funcionario de la administración estatal acudió el evento, y semanas después el gobernador pidió a Peña Nieto que ese cuerpo policíaco fuera retirado. Y se lo concedió. De paso el gobernador se enfrascó en encarnizada pugna contra el alcalde de El Carmen, la cual se ahondó ante la negativa de éste a sumarse al Mando Único policial, por lo que le fue retirado el apoyo de la policía estatal, acción que disparó los índices de criminalidad. La furia del gobernador arreció esta semana, pues al parecer debido a ese conflicto el evento en que Peña Nieto anunció el plan de rescate económico para Campeche y Tabasco por la crisis petrolera, y que aparentemente tendría lugar en Ciudad del Carmen, se cambió de última hora al vecino estado.

Comentarios