AI declara preso de conciencia al ecologista Ildefonso Zamora y exige su liberación

lunes, 9 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Amnistía Internacional (AI) declaró preso de conciencia a Ildefonso Zamora Baldomero, quien –afirmó—se halla injustamente en prisión por su activismo pacífico contra la tala ilegal de árboles y “debe ser excarcelado de forma inmediata e incondicional”. En un comunicado el organismo internacional recordó que Zamora Baldomero fue detenido en noviembre de 2015 en la comunidad indígena tlahuica de San Juan Atzingo, a 80 kilómetros al suroeste de la Ciudad de México, acusado de participar en un robo en julio de 2012. “A Ildefonso Zamora lo están castigando por denunciar los daños que se están causando al territorio y al entorno de su comunidad. Nunca debió haber sido encarcelado y debe ser puesto en libertad inmediata e incondicionalmente. Proteger el medio ambiente y defender los derechos humanos no son delitos”, sostuvo Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de AI. El organismo señaló que las acusaciones de robo contra el activista, se basan en una serie de testimonios fabricados. “El fiscal registró los testimonios de testigos presenciales que describieron los hechos usando exactamente las mismas palabras que si las estuvieran leyendo de un guion, no se preservó la escena del crimen y no se manejaron debidamente las pruebas”, subrayó AI en su comunicado. Y añadió que la detención de Zamora Baldomero forma parte de una serie de amenazas y actos de hostigamiento relacionados con sus campañas contra la tala de árboles. En 2007 su hijo Aldo fue asesinado y su hijo Misael resultó herido en un ataque que aún no se ha investigado exhaustivamente, subrayó AI. Desde la prisión Ildefonso Zamora dijo al organismo: “Yo trabajo para detener la tala ilegal en nuestros bosques y ese trabajo me costó caro. Me costó la vida de mi hijo y mi libertad. Quiero seguir trabajando por el bien de mi comunidad y porque la tala está acabado con gran parte de nuestra madre tierra”. Guevara-Rosas indicó que la historia de Ildefonso refleja la forma en que se trata a muchas personas que defienden los derechos humanos y activistas de base en México. “No debe permanecer ni un segundo más en la cárcel. Las autoridades mexicanas deben redirigir sus esfuerzos a encontrar a los responsables de los ataques y de la persecución política desatada contra él y su familia”, pidió la directora para las Américas de AI.

Comentarios