Peña recurre a expresión de Benito Juárez para tender la mano a Trump

lunes, 9 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto le tendió su mano a Donald Trump con la célebre frase de Benito Juárez, aunque impreciso en la cita: “Entre las naciones como entre los individuos, el respeto al derecho ajeno es la paz”, dijo Peña Nieto parafraseando al Benemérito de las Américas, a quien se le atribuye la expresión –pero con la referencia a los “individuos” primero– como parte de su discurso triunfal en junio de 1867, por la muerte de Maximiliano de Habsburgo y el derrocamiento del Segundo Imperio mexicano. Al inaugurar una obra vial, Peña Nieto fijó la postura de su gobierno frente a las declaraciones del virtual candidato republicano a la Presidencia estadunidense, Donald Trump –aunque en ningún momento lo mencionó por su nombre– desde Tijuana, Baja California, entidad que describió como “este estado, que es el centro del país, de la capital del país, quizá, el punto más distante geográficamente, pero no por ello mucho menos importante, relevante y trascendente”. En su discurso, el mandatario refirió que las elecciones en Estados Unidos son motivo de interés: “Sin duda hay una gran inquietud, y así lo hemos podido registrar, observar, recoger en comentarios, lo que corre a través de las redes sociales, los posicionamientos de lo que está pasando en los Estados Unidos en su proceso electoral, que ya está en curso para elegir a su próximo presidente de la república, presidenta o presidente, lo que eventualmente resulte en aquel país. “Y, por supuesto que, como integrantes de la sociedad mexicana hemos de no estar de acuerdo con algunos posicionamientos discriminatorios que lastiman, sin duda, la relación que por décadas se ha construido entre México y los Estados Unidos”. Peña Nieto mencionó una serie de datos y cifras sobre la relación binacional, para luego afirmar que es de gran importancia para los dos países y, a continuación, expuso la cita de Juárez. Sin alusiones a la construcción del muro fronterizo que ha propuesto Trump –excepto al considerar que “quienes pretenden aislarse optan por una vía equivocada”– ni a sus expresiones discriminatorias sobre los mexicanos, Peña Nieto habló de las elecciones: “Para el gobierno de México, el proceso electoral que se sigue en los Estados Unidos lo observamos y seremos respetuosos del mismo, porque no intervenimos en ese proceso, no habremos de meternos en los asuntos de otros, como tampoco habremos de permitir que otra nación, ni Estados Unidos, ni otra, intervenga en los procesos internos electorales de nuestro país”. Añadió que su gobierno, sí se ocupa y vela, a través de sus representaciones diplomáticas, de los mexicanos que se encuentran “de forma legal” en Estados Unidos. “De asegurarnos que los mexicanos, quienes están allá de forma legal, de quienes están ya siendo parte de la actividad que realizan como ciudadanos de los Estados Unidos, tengan acceso pleno a sus derechos, apoyarles, acompañarles para que libremente ejerzan sus derechos en aquella nación, en donde prácticamente hoy ya tienen, esos mexicanos, o pueden tener una doble nacionalidad”. El llamado de Peña Nieto se dirigió finalmente a la comunidad empresarial estadunidense, a fin de que tome en cuenta la importancia económica entre las dos naciones, y por ello se comprometió a una relación constructiva. Agregó: “Este es un gobierno que no va al garete. Este no es un gobierno que esté teniendo ocurrencias de hacia dónde ir o qué eventualmente hacer día a día”, justificó, para enseguida continuar hablando de las reformas estructurales y otras acciones de su gobierno.

Comentarios