México suspendió donaciones voluntarias a la CIDH a raíz de Ayotzinapa

viernes, 10 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Para implementar el proyecto “Asistencia técnica internacional en la investigación de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el gobierno de Enrique Peña Nieto entregó a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) a través del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) dos millones de dólares, pero dejó de cumplir con sus aportaciones voluntarias. Así lo revela un informe publicado por la CIDH en la página web de la Organización de Estados Americanos (OEA) de la que depende la Comisión que atraviesa una de sus peores crisis financieras debido a que países miembros de la OEA, entre ellos México, han dejado de hacer sus aportaciones voluntarias. De acuerdo con una infografía que publica la CIDH en su informe su presupuesto anual se integra de la siguiente manera: cinco millones de dólares los aporta la OEA y son equivalentes al 6% de su presupuesto. El resto son donaciones voluntarias de países miembros, países observadores, organizaciones, universidades y otros. Desde 2011, estas últimas aportaciones han ido disminuyendo. Desde ese año, las donaciones fluctuaron entre los cuatro y cinco millones de dólares al año, cinco millones de 2011, cuatro en 2012, seis en 2013, cinco en 2014, cuatro en 2015 y en lo que va de este año la CIDH ha recibido tres poniendo en riesgo su operación y la permanencia de unos 40 empleados. “La crisis financiera es resultado de haber recibido en 2016 un millón de dólares menos de contribuciones voluntarias que en 2015”, señala la CIDH en su infografía. En 2011, México donó 100 mil dólares a la CIDH, en 2012, 285 mil; al año siguiente, 2013, 305 mil; 500 mil en 2014 y a partir de la investigación del GIEI por el caso Ayotzinapa, para el que destinó dos millones de dólares, dejó de lado las donaciones.

Comentarios