Que AMLO explique por qué defiende a maestros 'delincuentes”, pide Nuño

lunes, 13 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En su primera aparición pública desde la detención de los líderes oaxaqueños de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Rubén Núñez y Francisco Villalobos, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, exigió que el presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, explique porqué defiende presuntos “delincuentes” y cuál es su relación con ellos. La declaración de Nuño se dio luego de que el tabasqueño calificara la orden federal como una “acción cobarde de corte dictatorial” y convocara a una manifestación en defensa del magisterio para el próximo domingo 26. “¡Que López Obrador nos explique a todos por qué quiere defender a un presunto delincuente que ha robado presuntamente más de 130 millones de pesos a las maestras y a los maestros de Oaxaca! ¡Que nos explique por qué quiere echar abajo una reforma para mantener los privilegios de la venta y herencia de plazas de estos líderes de la Coordinadora! ¡Que nos explique cuál es su relación con ellos! Me parece gravísimo. Gravísimo para la educación, pero también muy grave para el estado de derecho que queremos construir en nuestro país”, lanzó exaltado el funcionario. De gira promocional por el Estado de México, en la escuela Carlos Hank González, de Toluca, Nuño continuó su discurso enfático en su postura contra López Obrador y Morena. “A mí me parece francamente lamentable que López Obrador y Morena encabecen la defensa de estos privilegios indebidos y de estos líderes que son ya hoy presuntos delincuentes; me parece inconcebible y lamentable que López Obrador y Morena vayan a encabezar la defensa de un líder de la Coordinadora que presuntamente robó más de 130 millones de pesos a las maestras y a los maestros de Oaxaca; me parece inconcebible que quieran echar abajo una reforma educativa para mantener los privilegios de ciertos líderes de la Coordinadora como la venta y herencia de plazas; me parece inconcebible que apoyen un movimiento que, de manera ilegal, está dejando a los niños y a las niñas de Michoacán, de Guerrero, de Oaxaca y de Chiapas sin su derecho a una educación de calidad y sin clases”, repitió en una breve conferencia con medios de comunicación. Al ser cuestionado sobre la acusación que pesa sobre el dirigente de la Sección 22 de la CNTE, Rubén Núñez, por operaciones con recursos de procedencia ilícita con la complicidad de empresas como ETESA SA de CV, propiedad de la familia del diputado del partido Nueva Alianza José Bernardo Quezada Salas, a quien se le ha acusado de enriquecimiento con recursos del magisterio en contubernio con dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el secretario Nuño se deslindó: “Sobre ese tema, la Procuraduría General de la República (PGR) ha informado los presuntos delitos por los que pueden ser responsables estos líderes de la Coordinadora, y le toca a la PGR seguir dando información sobre esta investigación y sobre las diversas decisiones que tome la propia Procuraduría en función de lo que vaya encontrando o de la dirección que tome esta investigación”, fueron sus palabras. Lo que sí quiso comentar fue su “reflexión” sobre dichas detenciones, “que muestran un presunto caso de corrupción de más de 130 millones de pesos que presuntamente desviaron y que pertenecía a las maestras y a los maestros de Oaxaca, con fines personales o gremiales”, por lo que –concluyó– la protesta magisterial contra la reforma educativa en estados como Chiapas, Guerrero, Michoacán y Oaxaca “no tiene otro fin más que defender sus privilegios”. Y a partir de esa lógica, el funcionario se dirigió a las bases del movimiento disidente: “Yo quiero hacer un llamado más a los maestros a que vean, a que se quiten de encima y no sigan en esta aventura a estos líderes, que lo único que están buscando es defender sus privilegios. “Que las maestras y los maestros vean que el fondo de este planteamiento es defender precisamente esos privilegios y esa presunta corrupción, que es inadmisible. Que lo que están defendiendo es estos privilegios de poder seguir vendiendo y heredando plazas, y que por lo mismo los maestros que siguen sin regresar a clases, ya lo hagan”. Finalmente, el funcionario federal reiteró la disposición del gobierno de Enrique Peña Nieto a entablar un diálogo con los maestros que protestan contra la reforma educativa, siempre que cumplan con dos condiciones: “La primera: que todos los niños de Michoacán, de Guerrero, de Oaxaca y de Chiapas regresen las escuelas y se acabe el paro. Y segundo: que se acepte la Reforma Educativa, porque nadie puede pretender estar por encima de la Constitución”. Entre tanto, advirtió, “vamos a mantenernos muy firmes en la aplicación de la ley. Es nuestra obligación como autoridades cumplir y hacer cumplir la ley”, terminó el secretario.

Comentarios