Detienen en Colima a El Toro Valencia, operador del CJNG

miércoles, 15 de junio de 2016
COLIMA, Col. (apro).- La Policía Federal (PF) anunció la captura en esta ciudad de Fernando Castillo Rodríguez, conocido como El Toro Valencia, presunto operador del Cártel de Jalisco Nueva Generación en distintas regiones del estado de Jalisco. Castillo Rodríguez, de 32 años de edad, contaba con antecedentes penales registrados por la Unidad de Delitos Financieros y por el delito de secuestro ante la SEIDO. Fue aprehendido por agentes de inteligencia de la División de Gendarmería de la PF, mediante un operativo encubierto realizado en la ciudad de Colima. Aunque la detención, realizada ayer martes, se produjo sin disparos, una persecución posterior por parte de elementos de diversas corporaciones de seguridad —que fueron alertadas sobre un supuesto “levantón”—, dejó como saldo un agente federal muerto y otro herido, mientras el detenido era conducido al aeropuerto de Colima. A través de un comunicado emitido al mediodía de este miércoles, la PF señaló que “en el marco del dispositivo de traslado del detenido, los elementos federales fueron agredidos con disparos de arma de fuego, por parte de uniformados y civiles, lo que ocasionó el fallecimiento de un agente federal y lesiones a otro más, por lo que se presentaron las denuncias penales correspondientes para deslindar responsabilidades”. Anoche, en un boletín conjunto, la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) expusieron que la detención ocurrió en la avenida San Fernando, con la participación de vehículos con placas de otros estados, lo que motivó al menos tres reportes de testigos a la central de emergencias 066, donde se informó un caso de presunta privación de la libertad. Según las corporaciones locales, de inmediato se activó el protocolo de operativo ante ese tipo de emergencias, por lo que dos unidades de la policía estatal que se encontraban en las inmediaciones del lugar identificaron las camionetas y comenzaron la persecución de las mismas. “Al operativo se incorporaron unidades de la Procuraduría General de Justicia del Estado, así como del Ejército Mexicano, solicitándose además apoyo a la Policía Federal para que aplicaran el corte carretero correspondiente”, narraron. Tanto la SSP como la PGJE argumentaron que los vehículos reportados al marcarles el alto no se detuvieron. Sobre la autopista Colima-Guadalajara “resultó lesionado uno de los tripulantes por un disparo de arma de fuego, quien posteriormente falleció en un nosocomio mientras recibía atención médica y fue identificado como agente de la Policía Federal”. Las autoridades señalaron que ya realizan las investigaciones correspondientes para esclarecer el hecho en su totalidad y deslindar responsabilidades. “La información que se ha obtenido —indicaron las dependencias estatales— es que los elementos de la Policía Federal a bordo de las camionetas referidas realizaban un operativo con un alto grado de secrecía para la detención de una persona, por lo que no se dio aviso del mismo a las corporaciones de la entidad”. Tras manifestar su “total solidaridad y condolencia a los familiares del agente de la Policía Federal que falleció en el cumplimiento de su deber”, la SSP y la PGJE afirmaron que “cada una de las corporaciones que se vio involucrada en los acontecimientos, atendía sus respectivas encomiendas: la Policía Federal realizó un operativo encubierto, mientras que el resto de las corporaciones atendía los reportes hechos al número de emergencia 066”. Sobre la preparación del operativo de captura de El Toro Valencia, la PF reveló que diversas líneas de investigación apuntaban a que éste realizaría un viaje a la ciudad de Colima, lugar en el que pretendía resguardarse de las autoridades de seguridad que le seguían la pista debido a las órdenes de aprehensión en su contra. “Personal encubierto de la Gendarmería logró dar con su paradero, por lo que de manera inmediata efectuaron un dispositivo en el que los agentes federales no dispararon sus armas de cargo, en estricto apego a los derechos humanos para su detención”. En este contexto, personal de la División de Gendarmería leyeron al detenido la Cartilla de Derechos que Asisten a las Personas en Detención, y fue trasladado a las instalaciones ministeriales, a fin de que se determine su situación legal, concluyó el boletín de la Policía Federal.

Comentarios