Realiza la CNTE 'sentón” en Juárez tras bloqueo de granaderos hacia el Zócalo

viernes, 17 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- De nuevo, la marcha convocada por la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) fue bloqueada hoy con un impresionante despliegue de granaderos de la policía capitalina frente al Palacio de Bellas Artes. Ya que no pudo acceder al Zócalo capitalino, la CNTE tuvo que realizar un “sentón” en la calle, para llevar a cabo el mitin de clausura de la manifestación, frente a un “muro” de granaderos estoicos ante los regaños de los manifestantes. Al apuntar hacia los cientos de granaderos inmóviles, Adelfo Alejandro Gómez, secretario general de la sección 7 de Chiapas, sostuvo: "Es el tamaño del gran miedo que nos tienen". "Zó-ca-lo", repetía la asistencia. Enojado por el bloqueo policiaco, el académico John Ackerman, informó a los manifestantes que Patricia Mercado, secretaria de Gobierno de la administración de Miguel Ángel Mancera, le indicó que el despliegue de granaderos era "un asunto federal". "Están sirviendo órdenes de Enrique Peña Nieto", denunció Ackerman, con lo que se desataron los chiflidos. "Quien cierra las vialidades es este gobierno", refrendó. Alentado por los aplausos, el académico repudió la cerrazón del gobierno federal y las prácticas autoritarias de Mancera, y terminó gritando "¡Peña, Mancera, la misma chingadera!" "Cuando un gobierno no tiene argumentos, solamente saca a la fuerza pública para enfrentar al pueblo", aseveró Gómez, al advertir que "cuando el gobierno ejerce violencia, está enseñando a responder con violencia". Víctor Manuel Zavala Hurtado, secretario general de la sección 1o de Michoacán, aseveró que los maestros "no (dejarán) en la cárcel" a los Rubén Núñez y Francisco Villalobos, los líderes de la sección 22 de Oaxaca detenidos el pasado fin de semana y encarcelados de inmediato en Hermosillo, Sonora. Además de la CNTE, decenas de organizaciones participaron en la manifestación, la cual buscaba la instalación de una mesa de diálogo con el gobierno federal para discutir la reforma educativa, tal y como lo exige el magisterio disidente desde el pasado 15 de mayo. Entre ellos marchó un grupo de académicos, que leyó una carta abierta por publicarse mañana. El documento condena la "campaña de desprestigio" contra la CNTE, exige la liberación inmediata de los líderes magisteriales encarcelados y pide la cancelación de las órdenes de aprehensión contra las cabezas de la sección 22. También plantea que "las autoridades deben apostar al diálogo", y no a la fuerza, y señala que "cancelar el derecho a la manifestación es una práctica de gobierno autoritario". A nombre de los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero, Milton Ortega condenó "la agresión que están sufriendo por defender la educación pública". La marcha para la defensa de la educación pública salió a las cinco de la tarde del Ángel de la Independencia, con el objetivo de llegar al Zócalo capitalino. Decenas de miles de personas --maestros, sindicalistas, estudiantes e integrantes de organizaciones sociales-- caminaron de manera pacífica sobre el carril derecho de la avenida Reforma para realizar la manifestación más grande que haya tomado las calles este año en la Ciudad de México. Así, caminaron junto con los maestros pobladores de los municipios mexiquenses de Xochicuatla y Atenco, campesinos chiapanecos, normalistas y estudiantes, o integrantes de organizaciones sociales. La columna de personas se extendió sobre varios cientos de metros de Reforma. La fuerte afluencia permitió a la CNTE afirmar que la solidaridad con la lucha del magisterio está creciendo y que la organización queda fortalecida. "Poco a poco va creciendo nuestro movimiento", exhortó Gómez. En las mantas y banderas se podían leer consignas de repudio al presidente y a Aurelio Nuño Mayer, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), quien se negó desde un principio a discutir la reforma educativa con los maestros de la CNTE. Antes de terminar el mitin, Gómez advirtió que mientras "más tarden en abrir la mesa de diálogo, más crecerá el movimiento hasta generalizarse a todo el país".

Comentarios