Infiltrados, los responsables de la violencia en Nochixtlán: Enrique Galindo

lunes, 20 de junio de 2016
OAXACA, Oax. (apro).- El gobernador Gabino Cué Monteagudo confirmó la muerte de seis civiles y 94 heridos, entre ellos 55 policías, así como 21 detenidos durante el desalojo conjunto que realizaron hoy 800 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, Policía Federal y de la División de la Gendarmería en Nochixtlán. El Comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, reconoció que dada la resistencia de gente infiltrada, la “policía federal intervino con armamento de cargo”. Explicó que al inicio de esta operación sólo participaron policías sin armas ni toletes, pero luego de desalojar el bloqueo a la autopista Oaxaca-Puebla, casi cuando concluía el operativo, se percataron de la participación de gente armada entre los manifestantes, lo que los obligó a un cambio de estrategia. Esta situación, explicó el mando, hizo que pidieran el refuerzo de personal armado. “Muy al final del proceso llegó personal con armas; ya había pasado todo, ya habíamos ordenado el repliegue táctico“, comentó. Galindo deslindó a los maestros del uso de armas en la protesta, y afirmó que se trató de gente infiltrada que disparaban contra la policía y contra los civiles. A su vez, en conferencia de prensa, el Secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Jorge Alberto Ruiz Martínez, hizo hincapié que “personas ajenas a los bloqueos hicieron disparos en contra la población y la policía”. Tanto el gobernador como el Comisionado de la Policía Federal, se lavaron las manos de la violencia al manifestar que infiltrados en los 37 bloqueos carreteros son los que utilizaron armas de fuego y realizaron saqueos en comercios. Cué sostuvo: “Son pequeños grupos, so pretexto de un apoyo al magisterio oaxaqueño, han protagonizado hechos de violencia y bloqueos en 37 puntos del Estado”. De igual forma, exoneraron a los maestros de la violencia generada en la entidad al acusar a infiltrados en organizaciones como el Frente Popular Revolucionario (FPR), el Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo (Codep), Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) y Comuna. En el parte policial, justificaron que el operativo conjunto se realizó luego de siete días de intensos bloqueos carreteros en 37 puntos estratégicos que comunican a Oaxaca con la Ciudad de México, así como con los estados de Puebla, Veracruz, Chiapas y Guerrero. Los bloqueos carreteros realizados por algunos sectores magisteriales y organizaciones sociales, afectaron gravemente la movilidad de personas y el tránsito vehicular en las ocho regiones de Oaxaca, así como el abasto de alimentos, medicamentos, combustible e insumos básicos para la actividad productiva, económica y comercial de la entidad. Por su parte, la Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo obtuvo acto de formal prisión para los dirigentes de la Sección 22, Rubén Núñez Ginez y Francisco Manuel Villalobos Ricárdez. La PGR obtuvo del Juez Octavo de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México, Auto de Formal Prisión contra Rubén Núñez Ginez, al encontrarse elementos de prueba suficientes para considerarlo probable responsable del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, previsto y sancionado por el artículo 400 bis, fracción I, del Código Penal Federal. Asimismo, la PGR en su Delegación Estatal en Oaxaca, obtuvo del Juez Quinto de Distrito en el Estado de Oaxaca, Auto de Formal Prisión contra Francisco Manuel Villalobos Ricardez, al considerarlo probable responsable del delito de Robo Calificado. De acuerdo con la indagatoria, los hechos sucedieron el 30 de agosto de 2014, cuando el imputado y otros maestros de la sección XXII, ingresaron a una bodega de la Sección 59 para robar 10,000 libros de textos gratuitos y lesionar gravemente a la persona que los resguardaba.

Comentarios

Otras Noticias