Incumple CEAV con indemnizar a padre de joven ejecutado por marinos en Nuevo León

jueves, 30 de junio de 2016
MONTERREY, NL (apro).- Armando Humberto del Bosque Gutiérrez sufrió la perdida de su hijo en 2013, a manos de elementos de la Secretaría de Marina (Semar). Tres años después, completamente arruinado económicamente, debido a que invirtió todo su dinero en la demanda legal que inició para castigar a los responsables de la ejecución de Armando Humberto del Bosque Villarreal, no ha recibido la indemnización correspondiente. Si bien los cinco presuntos responsables del homicidio del joven se encuentran en prisión, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) se ha negado a entregar a Humberto del Bosque el beneficio económico que establece la recomendación 11/2016 emitida el pasado 21 de marzo por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Así lo denunció Raymundo Ramos Velásquez, presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo (CDHNL), quien ha acompañado al padre de la víctima. De acuerdo con el activista, el titular de la CEAV, Sergio Jaime Rochín del Rincón, incumplió con el compromiso de entregar desde hace tres meses la compensación, como lo establece el documento de la CNDH. En la recomendación que hizo el ombudsman Luis Raúl González Pérez, dirigida al almirante Vidal Francisco Soberón, titular de la Semar, se pide reparar el daño a Del Bosque con atención médica y psicológica, así como darle “una indemnización justa” tomando en cuenta la gravedad de los hechos, conforme a los lineamientos de la Ley General de Víctimas. Exigió, asimismo, las constancias con que se acredite su cumplimiento. El defensor de derechos humanos explicó que el afectado pasa por apuros financieros, pues durante dos años de litigio pagó con su dinero a los abogados y agotó todos sus ahorros, además de que su negocio como contratista para explotar minas de carbón “quebró”. Señaló que el padre del fallecido fue víctima de hostigamiento por parte de los marinos, quienes sobrevolaban en helicópteros sobre su casa, por lo que se vio obligado a cambiar su residencia. Además, sus clientes fueron intimidados por elementos de la Semar, ya que los presionaron para que no contrataran los servicios de Del Bosque. “Ya pasaron tres meses de que salió la recomendación donde se habla de la indemnización. El señor está quebrado, financieramente se arruinó en este proceso, tuvo que pagar abogados. Se salió de su casa por amenazas de la Marina. Su empresa quebró. Le robaron herramienta y maquinaria”, detalló Ramos. Consideró que si la CEAV cumple con liberar el recurso que debe ser entregado por ley, Humberto del Bosque podría recapitalizarse, reactivar su negocio y tratar de rehacer su vida, pues las penas han minado considerablemente su salud. Señaló que el padre de la víctima envió un escrito a la procuradora general de la República, Arely Gómez, para pedirle que se acelere la reparación del daño, pero hasta ahora no ha tenido respuesta. “Ya escribimos una carta pidiendo una entrevista personal con el comisionado presidente Rochín, pero no nos ha respondido, ni mucho menos recibido. También le escribimos a Arely Gómez. El apoyo ya debió ser entregado, pero ya pasaron tres meses y no quiero pensar que el señor Rochín esté recibiendo presión de la marina o de Gobernación para afectar más a don Humberto. Ya no hay justificación”, dijo. Armando Humberto del Bosque Villarreal, de 33 años de edad, fue detenido por marinos el 3 de agosto de 2013, en el poblado de Colombia. Dos meses después su cadáver apareció con un balazo en la cabeza, a poco más de dos kilómetros de la base de operaciones de la Semar en Colombia, perteneciente al municipo de Anáhuac. A raíz de la averiguación previa AP/PGR/NL/DSCP-I/2086/D/2013 que abrió la Procuraduría General de la República (PGR), el 13 de marzo fueron detenidos por desaparición forzada el capitán Raúl Sánchez Labrada y sus subalternos Renato Juárez Arellanes, Alfi Ahumada Espinosa, Carlos Adán Verduzco Amarillas y Eliseo Sánchez Patrón, quienes presuntamente protegieron a miembros del cártel de Los Zetas con quienes operaban en el trasiego de droga.

Comentarios