'No tenemos remedio ante la corrupción”, considera 60% de los mexicanos

miércoles, 8 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Del total de los mexicanos, 92% considera a la corrupción como un “problema mayor”, pero 60% opina que “no tenemos remedio” y que “es muy difícil” acabar con ella, según datos de la Encuesta Nacional de Corrupción y Cultura de la Legalidad, presentados en el Senado de la República. La doctora María Marván, expresidenta del IFAI y exconsejera del IFE, expuso algunos de los principales datos y hallazgos del estudio. Destacó que 75% de los encuestados afirmó que no conoce ninguna campaña anticorrupción y 49% considera que éstas “son inútiles”. Los datos advierten que “si queremos entrarle en serio al tema de la corrupción, no se trata de hacer spots o jingles y decirle a la gente ‘mira, esto es corrupción’. Tenemos que tomar medidas muy tajantes”. Coautora del estudio junto con otros especialistas, Marván Laborde destacó que 5 de cada 10 mexicanos dice conocer las leyes, pero la mayoría, inclusive los que dicen no conocerlas, opina que “las leyes están mal hechas, no sirven para nada; por tanto no pueden obedecerlas”. Esa situación refleja una débil cultura sobre la legalidad y en contra de las violaciones a las leyes, por más mínimas que sean, abundaron los especialistas. Eduardo Bohorquez, presidente de la organización Transparencia Mexicana, abundó sobre el estudio auspiciado por la UNAM, y relató el largo y complicado camino para que se aprueben las siete leyes anticorrupción pendientes en el Senado. La encuesta demostró “que la corrupción no es sólo de dos. Se necesita una red… Necesitamos formar otras redes que reformen y transformen varias instituciones”, abundó Bohorquez. La maestra Fidela Navarro Luna, quien también participó en el estudio, afirmó que existen grandes “contradicciones” porque 9 de cada 10 mexicanos encuestados opina que existe corrupción, pero 7 de cada 10 negaron haber sufrido o padecido algún acto de corrupción en el último año. Otro de los hallazgos de la encuesta, de acuerdo con la especialista del Instituto de Investigaciones Jurídicas, es que “la corrupción tiene más víctimas que autores; la gente dice que si ha participado en actos de corrupción es porque ha sido extorsionada, es decir, que hay más extorsiones que sobornos”. En su intervención, Alejandro Concha Cantú, director de la revista Reforma Judicial, señaló que existe un diagnóstico claro: la corrupción es un problema gravísimo.

Comentarios