El fentanilo, la droga que mató a Prince, nueva 'mina de oro” del narco mexicano, alerta EU

jueves, 9 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El fentanilo, el opioide de origen chino que habría provocado la muerte al cantante Prince, está siendo fabricado por los carteles mexicanos en sus propios laboratorios, alertó el gobierno de Estados Unidos. La creciente demanda de esta droga letal es aprovechada por los cárteles mexicanos, que fabrican y distribuyen la sustancia a través de sus extensas redes de contrabando, según dijo Jack Riley, administrador adjunto de la Dirección de Control de Drogas al diario The New York Times, que publica un reportaje sobre el tema. “Esta droga [fentanilo] es la siguiente migración de los cárteles en cuanto a la obtención de beneficios” y “será el corazón de la comercialización de los cárteles”, declaró el funcionario al rotativo. Aún no se ha aclarado cómo murió Prince, pero las autoridades atribuyen el deceso a una sobredosis de fentanilo, opiáceo sintético que pueden recetar los médicos a pacientes con cáncer o bien para cuidados paliativos. Sin embargo, la presencia de fentanilo ilícito está creciendo a niveles no vistos en Estados Unidos desde 2006, cuando se detectó una racha de muertes por sobredosis que se atribuyó a un solo laboratorio en México. “Las autoridades dicen que la popularidad de fentanilo entre los cárteles se debe a una narrativa familiar: los cambios en el mercado de las drogas ilegales y el oportunismo básico”, destaca el diario neoyorquino. Y explica que a medida que la restricción de medicamentos con receta elevó el costo de píldoras de oxicodona, los cárteles mexicanos vieron que el fentanilo les generaba más ganancias que la heroína porque era más barato, disponible y “relativamente fácil” de conseguir. “Ahora, el fentanilo, que se puede hacer en un laboratorio sin la necesidad de cultivar la amapola, es una más lucrativo y mortal”, dice el texto firmado por Azam Ahmed. En los últimos años cientos de estadounidenses han muerto por sobredosis relacionadas con el fentanilo, en particular en Massachusetts sonde este droga ofrece enormes beneficios para las redes criminales. “Los cárteles y traficantes de droga no son tontos. Son actores económicos racionales, cuyas acciones y decisiones están directamente relacionadas con la demanda”, declaró al diario Jorge Javier Romero Vadillo, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) en la Ciudad de México. De acuerdo con The New York Times, existe preocupación entre las autoridades mexicanas porque su contraparte estadunidense está culpando a México de que los cárteles son responsables de la producción o la distribución generalizada de fentanilo “a pesar de que los datos públicos sobre el tráfico de fentanilo de México es todavía limitada”. El rotativo da cuenta de la “notable” incautación de esa droga al sur de la frontera. El otoño pasado, señala, agentes federales en México descubrieron 27 kilogramos de fentanilo –equivalentes a casi una tonelada de heroína– en una pista de aterrizaje en Sinaloa. En dicha incursión también se descubrió cerca de 19 mil tabletas de fentanilo, marcados por los traficantes para parecerse a la oxicodona. En esa ocasión dos hombres fueron detenidos en el allanamiento, ambos eran miembros del cártel de Sinaloa, liderado por Joaquín El Chapo Guzmán. “Nos damos cuenta de que tenemos que tomar las medidas apropiadas para conocer e investigar si estamos tratando con fentanilo cada vez que nos encontramos con un laboratorio”, dijo al diario el General brigadier Inocente Fermín Hernández, titular del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (CENAPI). Otros expertos son más prudentes sobre el papel de los cárteles mexicanos en la producción de la droga y dicen que todavía no hay datos concretos para mostrar su amplia participación. Actualmente la mayoría de las incautaciones de drogas en México todavía en gran parte consiste de heroína, cocaína y metanfetaminas. Sin embargo otros más sospechan que los números bajos se deben a que las autoridades mexicanas no han estado examinando si existe fentanilo en las incautaciones de drogas, señala el diario. Romero Vadillo dijo al New York Times que las dimensiones totales del problema en México, se desconocen. “Nuestro problema es que no tenemos datos concretos para comparar y contrastar”, dijo. Para la DEA el creciente abuso del fentanilo implica que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley “están echando los primeros indicios de la tendencia al suelo”. En California, Massachusetts y Nueva Hampshire hay “aumentos alarmantes” en muertes por sobredosis y en la penetración de fentanilo en sus mercados locales de drogas. En todos los casos las autoridades culpan a los cárteles de México, dice el diario. Desde hace más de un año, la DEA advirtió de una epidemia de fentanilo en Estados Unidos pues es 40 veces más potente que la heroína, una opción popular para los adictos y una elección rentable para distribuidores. Desglosada y vendida en formas menos puras, el fármaco puede ser 20 veces más rentable que la heroína, o más, según los expertos. Según R. Gil Kerlikowske, el comisionado de Estados Unidos de Aduanas y Protección Fronteriza, agentes fronterizos estadounidenses incautaron cerca de 200 libras de opioides sintéticos como el fentanilo el año pasado, la mayoría de ella a lo largo de la frontera suroeste con México y si bien las cifras son aún pequeñas “el aumento es alarmante”, dijo. Desde 2010, el fentanilo recuperado por la policía estadounidense en todo el país se ha multiplicado por 20 veces, a partir de 640 muestras analizadas, según datos del Sistema Nacional de Información de Laboratorio Forense de la DEA. “Desde finales de 2013 hasta finales de 2014, los años más recientes disponibles, más de 700 estadunidenses murieron por sobredosis relacionadas con el fentanilo”, refiere el diario.

Comentarios