Alertan por aumento de homofobia tras iniciativa de Peña sobre bodas gay

martes, 12 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia, integrada por intelectuales, abogados y activistas, denunció que a partir de que el presidente Enrique Peña Nieto propuso legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, la homofobia se ha recrudecido en el país. “Esto puede provocar una ola de violencia, puede provocar un aumento de las agresiones contra los homosexuales. Pensamos que es importante que las autoridades tomen cartas en el asunto antes de que suceda una tragedia”, advirtió Alejandro Brito, integrante de la agrupación. “No queremos un Orlando en México”, añadió Brito en referencia al brutal ataque de junio pasado contra un club gay de Florida, Estados Unidos, en el que murieron 49 personas y otras 53 resultaron heridas. En lo que va de año, al menos 26 personas han sido asesinadas en México por su orientación sexual y algunos de los casos más crueles se cometieron después de la iniciativa legislativa de Peña Nieto, aseguró el activista, de acuerdo con información difundida por el diario El Informador. Uno de estos casos se registró el pasado 25 de junio, cuando Jessica Patricia González Tovar se encontraba con su novia fuera de una tienda de Monclova, Coahuila, y un hombre las agredió verbalmente. La pareja se alejó del lugar pero fue alcanzada por el sujeto, quien les chocó el automóvil en el que viajaban y finalmente disparó a González en el cuello, provocándole la muerte, explicó Brito. El Movimiento por la Igualdad en México tiene documentados los casos de otros dos homosexuales que murieron –uno atropellado y otro torturado– después de que el presidente presentó la iniciativa, el 17 de mayo pasado. En 2015 la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia contabilizó 44 asesinatos, 28 menos que en 2014, cuando se perpetraron 72. Según Brito, esas cifras son elaboradas a partir de reportes periodísticos, por lo que calcula que los conteos se deberían triplicar. "Por cada caso que se registra en la prensa, por lo menos hay dos que no se registran, así que las cifras deben ser mayores", apuntó. La iniciativa de Peña Nieto, que generó un fuerte rechazo en la Iglesia católica y entre algunos miembros de partidos conservadores, comenzará a discutirse en el Congreso a partir de septiembre, cuando se inicie el próximo periodo de sesiones.

Comentarios