Familiares del normalista Julio César Mondragón piden a la PGR indagar tortura en el caso

miércoles, 13 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras la declaración de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de que Julio César Mondragón Fontes, normalista de Ayotzinapa, no murió por un disparo, sino por una “brutal golpiza”, sus familiares exigieron a la Procuraduría General de la República (PGR) abrir una línea de investigación al respecto. Mediante un comunicado, los familiares del estudiante muerto en septiembre de 2014 solicitaron a la dependencia encabezada por Arely Gómez cumplir “a cabalidad” las recomendaciones emitidas por la CNDH sobre el caso, para que la muerte de Mondragón no quede impune y se haga justicia para sus deudos. La demanda está acompañada del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, así como de sus representantes legales. El pasado lunes 11 de julio, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) informó que en el homicidio de Mondragón Fontes se descartó el uso de un arma de fuego. Por el contrario, aseguró que se encontraron evidencias de que su muerte fue consecuencia de “actos de tortura y una brutal golpiza” de policías municipales de Iguala en colusión con sicarios del grupo delictivo “Guerreros Unidos”.

Comentarios