Polemizan con hallazgo de acta más antigua de México

miércoles, 13 de julio de 2016
MONTERREY (apro).- El acta de registro civil (RC) más antigua hallada en México fue descubierta en Nuevo León por el historiador Israel Cavazos Garza, quien la dio a conocer en una investigación publicada hace más de medio siglo, afirma el escritor Erasmo Torres López. Con esta aseveración el exoficial del RC de la localidad, pretende desmentir a Raúl Guajardo Cantú, actual director de la dependencia en la entidad, quien se ha atribuido la autoría del hallazgo. Por su parte, Guajardo Cantú reconoce que conocía la existencia de la publicación de Cavazos y del mismo Torres, quien la mostró en un libro, sin embargo, señala que ningún historiador había certificado la antigüedad del documento, como él lo hizo, ante el Registro Nacional de Población (Renapo). La semana pasada, Guajardo Cantú reveló que había encontrado en los archivos de la dependencia un acta de defunción expedida el 7 de noviembre de 1859, a nombre de Severiano Tamez Tamez, de 14 años, hijo de Francisco Tamez y María de la Luz Tamez, en el municipio nuevoleonés de Allende, 60 kilómetros al sur de la capital. Junto a esta también encontró un pergamino, con fecha del 10 de noviembre del mismo año, que certifica el nacimiento de María Leonor Tamez Marroquín, hija de Felipe Tamez y María Luisa Marroquín de León. El acta de defunción sería el documento de su tipo más antiguo hallado en México, como afirmó Guajardo. La existencia del pergamino destruye el mito que señala que la primera acta expedida en el país era la de nacimiento de Jerónima Francisca, hija del presidente Benito Juárez y Margarita Maza, fechada el 10 de octubre de 1860. Erasmo Torres, quien dice que fue oficial del RC durante 25 años, reconoce que el documento que certifica la muerte de Severiano Tamez, es hasta ahora el más antiguo encontrado en el país. Sin embargo, remarca que ese descubrimiento él ya lo había documentado en el libro publicado en 1999, titulado “El Registro Civil de Nuevo León, su trayectoria en 140 años de vida”, cuya edición él coordinó. En la portada del libro, auspiciado por el entonces gobernador Fernando Canales Clariond, se muestra el documento que da fe del fallecimiento de Severiano. Posteriormente, en un cuadernillo editado por la Universidad Autónoma de Nuevo León en el 2009, bajo el título “150 años del Registro Civil en Nuevo León”, Torres López da más detalles sobre el hallazgo del acta de defunción. Ahí refiere que el documento fue mencionado, primeramente, por Cavazos Garza, en un texto titulado: “El Registro Civil en Nuevo León. Fecha de implantación de cada municipio”, publicado el 30 de septiembre de 1957. Ahí fueron encontradas el acta de Severiano, así como la de nacimiento de su prima hermana María Leonor, fechada el 10 de noviembre, también de 1859. También se hace referencia a un acta de matrimonio con esta última fecha. De la misma acta de defunción manuscrita da referencia la cronista de Allende, Lilia I. Alanís García, donde se hace referencia que esa localidad, es la primera en el estado que acató como norma la creación del RC. “Que Raúl Guajardo diga que descubrió estas actas recientemente, es falso. Esto está publicado hace 16 años. Primero hubo una mención de Israel Cavazos de tres actas en el municipio de Allende, que son las más antiguas. Luego la cronista de Allende, Lilia Alanís hace recuento de lo mismo”, menciona Torres, quien señala que es miembro de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia. Por su parte, Guajardo Cantú explica en entrevista que si bien Erasmo Torres y otros historiadores habían mencionado la existencia del documento, ninguno lo había presentado físicamente ante el Renapo para verificar su autenticidad. “El señor Erasmo Torres hizo un libro e incluyó el acta pero no lo dio a conocer a los historiadores y mucho menos al Renapo. Nosotros cuando lo descubrimos en físico, los llevamos. Pero él no comprobó su antigüedad. Por eso cuando encontramos el libro, lo certificamos en octubre pasado y dimos fe de que era un documento auténtico”, dice el funcionario, en defensa del hallazgo.

Comentarios