Médicos y trabajadores organizan frente contra la subrogación de servicios en el IMSS

lunes, 18 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desde que las autoridades del Seguro Social comenzaron a subrogar algunos servicios, incluida la construcción de nosocomios, el temor a un eventual despido y a la desaparición de la seguridad social en el país se ha apoderado de médicos, enfermeras y trabajadores administrativos. La semana pasada, trabajadores de distintas unidades médicas, incluidos hospitales de especialidades como el Centro Médico y la Raza se reunieron para tratar el tema de la licitación de los servicios de laboratorios por un monto de 10 mil 500 millones de pesos. En el encuentro, celebrado en el local de la sección 9 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, un grupo de químicos, laboratoristas y trabajadores jubilados de al menos tres entidades del país acordaron trazar un plan de acción encaminado a frenar la llamada “universalidad de la salud”. Además, los trabajadores denunciaron el abandono en que se encuentran. Por ejemplo, enunciaron que los laboratorios carecen de los insumos y de la infraestructura mínima para satisfacer la demanda de servicios. La química Carmen Mendoza de la clínica 25 del IMSS manifestó que el desabasto de insumos en los laboratorios ha desencadenado serios problemas internos y con los pacientes, además de estrés laboral. Durante cuatro horas, los trabajadores de hospitales y centros de salud denunciaron también la escasez de insumos mínimos, como alcohol, gasas y algodón, y de infraestructura así como la falta de personal. Otro punto que salió a flote en la asamblea fue el acoso laboral y la intimidación que prevalece en algunas unidades por parte de delegados sindicales por el sólo hecho de exigir condiciones laborales que protejan la integridad de los prestadores de los servicios médicos y los pacientes. En el encuentro, la química Tania Bello del Hospital Nacional Siglo XXI dijo que toda la problemática que se vive actualmente en el Seguro Social se inscribe en el plan gubernamental de la “universalidad de la salud”. Incluso, refirió que ella fue separada de las mesas de trabajo que se instalaron en el hospital por participar en la manifestación del pasado 22 de junio en contra de la subrogación de los servicios médicos. Por esa razón, dijo que las autoridades buscan dividir a la base trabajadora. Durante la asamblea, los trabajadores hicieron un llamado a sus compañeros de todo el país para organizar una marcha nacional el próximo 1 de agosto para exigir al secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), Manuel Vallejo Barragán, y al director del IMSS, Mikel Arreola, subsanar las deficiencias y hablar con la verdad sobre los alcances de la llamada “universalidad de la salud”. El pasado miércoles, Arreola asumió la postura oficialista de que el IMSS no será privatizado, sin embargo la subrogación de servicios en el sector salud continua ensanchándose.

Comentarios