Niega Moreira vínculos con personas investigadas en EU por lavado de dinero

martes, 19 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El exgobernador de Coahuila Humberto Moreira Valdés negó cualquier vínculo con las personas detenidas e investigadas en Estados Unidos por lavado de dinero. Luego de darse a conocer que la Corte de ese país investiga al expresidente nacional del PRI, dado que “los fiscales tienen pruebas suficientes para sacar un indictment”, Moreira respondió: “Ante tales insinuaciones no puedo menos que desmentir una vez más y de forma categórica cualquier relación con los detenidos y los investigados, con el lavado de dinero y con el crimen organizado, como estoy seguro que tarde o temprano se tendrá que reconocer, ante la fuerza de los hechos y no de las interpretaciones o especulaciones”. En un comunicado que envió al diario Vanguardia, el exgobernador señaló que en la información publicada en el portal de la revista Proceso se hace referencia a Rolando González Treviño –presidente de una cadena de estaciones en el estado de Coahuila denominada Núcleo Radio Televisión y también propietario de una estación de televisión en Eagle Pass, Texas– como el principal testigo que habría aportado información en contra de él, y reiteró que los abogados de éste emitieron un boletín de prensa en el que refirieron que el empresario jamás declaró algo en contra del exmandatario. “Confío en la justicia, confío en la verdad y sé que los intereses que hay detrás de todos estos ataques continuos contra mi persona acabarán volviéndose contra quienes los lanzan y esconden la mano”, remata el comunicado. El pasado domingo 17 se dio a conocer en el portal de Proceso que el académico Sergio Aguayo y la reportera Roxana Romero, demandados legalmente por Humberto Moreira, próximamente ya no tendrán por qué preocuparse gracias a los avances en las investigaciones de los fiscales de Texas para sacar el indictment contra el exgobernador de Coahuila. Una fuente relacionada con la Corte Federal del Distrito Oeste División San Antonio mencionó que los fiscales actualmente rastrean documentos para confirmar el lavado de dinero “robado del erario del Coahuila”, lo que podría considerarse la última etapa de la investigación. Incluso, debido a que Humberto Moreira tuvo una relación cercana con el presidente Enrique Peña Nieto, “los fiscales ya consultaron con Washington el caso”, dijo la fuente que habló con Proceso bajo condición de que no se revelara su nombre. Además, las autoridades de Texas siguen sumando testigos que han firmado acuerdos de reducción de condena a cambio de rendir testimonio contra el exgobernador. El principal testimonio contra Humberto Moreira es el que ofreció Rolando González Treviño, quien fungió como intermediario para lavar en Texas varios millones de pesos robados de las arcas públicas. De acuerdo con la nota, la confesión de González, que es la base de las indagaciones, señala que el 25 de febrero de 2009 se reunió con Moreira en el lujoso Club de Golf Sonterra de San Antonio, Texas, junto con Javier Villarreal y Jorge Torres, en ese momento secretario de Desarrollo Social, entre otros funcionarios y empresarios. Tiempo después de esa reunión ambos funcionarios realizaron transferencias a través del banco J.P. Morgan de la ciudad fronteriza de Brownsville, Texas, y en operaciones ‘offshore’. “Torres y Villarreal abrieron esas cuentas después de una primera reunión con banqueros del J.P. Morgan Chase en México, donde discutieron la apertura de múltiples cuentas en las Bermudas”, precisa el documento de la Corte 2:13-CV-294, del que Proceso tiene copia. Actualmente el extesorero Javier Villarreal espera juicio por el delito de lavado de dinero y el exgobernador Jorge Torres es buscado por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, que ofrece una recompensa a quien proporcione ayuda para capturarlo. El último testigo protegido que firmó un acuerdo con los fiscales de Texas es Rodrigo Humberto Uribe Tapia, hijo del exalcalde de Piedras Negras Humberto Uribe Flores. Uribe Tapia confesó en el juicio que se le sigue al narcotraficante mexicano Marciano Millán, que fue el intermediario de Los Zetas para entregar cuatro millones de dólares a funcionarios de la administración de Humberto Moreira y así comprar protección a la organización criminal. Rodrigo Humberto Uribe, quien tiene dos hermanos desaparecidos en Piedras Negras, precisó que en dos ocasiones entregó dos millones de dólares a Vicente Chaires Yáñez, quien en un tiempo se desempeñó como secretario particular del exgobernador. La fuente consultada enfatizó que con esos testimonios los fiscales ya tienen pruebas suficientes para sacar el indictment contra Moreira. No obstante “las investigaciones continúan para tener el caso más sólido”, concluyó.

Comentarios