Médico del IMSS incurre en actos de violencia sexual contra una paciente: CNDH

jueves, 21 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación dirigida al director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Andoni Arriola Peñalosa, por violaciones a los derechos a una vida libre de violencia en agravio de una mujer de 31 años en el Hospital de Gineco Pediatría Número 3-A “Magdalena de las Salinas”. De acuerdo con un comunicado, el organismo acreditó la responsabilidad de un médico de ese nosocomio –localizado en esta capital–, quien incurrió en actos de violencia sexual en agravio de la mujer cuando le proporcionó atención médica para el tratamiento de una enfermedad inflamatoria pélvica. Precisó que el 7 de junio de 2015, la paciente ingresó al Hospital General por presentar dolor abdominal y un cuadro febril. Luego de una valoración realizada por tres médicos, la mujer fue trasladada al Hospital de Gineco Pediatría número 3-A, donde fue revisada en seis ocasiones –entre el 8 y 10 de junio– en las que personal del nosocomio le realizó tactos vaginales para su tratamiento. El 10 de junio de 2015, durante la última valoración del estado de salud de la mujer, un médico que no explicó el motivo de su proceder y sin el consentimiento de la quejosa, realizó a ésta tocamientos innecesarios e inadecuados que implicaron una invasión física de su cuerpo, causándole una afectación psicológica y sexual. Según el comunicado de la CNDH, el médico también le hizo un interrogatorio “con lenguaje lascivo, ofensivo e incómodo, al hacer alusión a partes anatómicas de su cuerpo con una apreciación subjetiva y discriminatoria, basada en una consideración sobre su condición sociocultural, estigmatizándola”. El comportamiento del médico, apuntó, tuvo una connotación sexual e implicó conductas que excedieron el objetivo terapéutico al aprovechar su posición de poder para realizar tocamientos, contrarios a la voluntad de la paciente, quien se encontraba en un estado de máxima vulnerabilidad debido a la naturaleza de su padecimiento. Los cuestionamientos realizados, subrayó, “constituyeron actos de violencia sexual”. La CNDH concluyó que el médico incurrió en inobservancia a los preceptos contenidos en el Código de Conducta y de Prevención de Conflictos de Intereses de las y los Servidores Públicos del IMSS, que establece el deber del personal adscrito a esa dependencia de otorgar buen trato a la población derechohabiente y usuaria de los servicios. Asimismo, incumplió con los valores de respeto y observancia a los derechos humanos previstos en el Código de Ética de los Servidores Públicos del gobierno federal, omitiendo conducirse con integridad y un trato digno, conforme a los protocolos de actuación y atención al público. La CNDH destacó que el IMSS no inició procedimiento administrativo de responsabilidad sobre los actos imputables al médico, únicamente le impuso una sanción consistente en 20 notas de demérito como medida disciplinaria, equivalente a un descuento de 20 días de aguinaldo, que el organismo consideró “desproporcionada” por la gravedad de la conducta del servidor. En ese sentido, recomendó a Arriola Peñalosa que a la brevedad se repare el daño ocasionado a la mujer, que incluya una indemnización y atención médica y psicológica necesaria hasta el restablecimiento de su estado psíquico, en un nosocomio diverso a dicho hospital general. Entre otros puntos, demandó una campaña de difusión sobre derechos de las usuarias en la atención médica ginecológica y prevención de la violencia sexual, para que  conozcan sus derechos durante la atención que se les brinda y garantizar la observancia de los mismos, por parte de personal médico y de enfermería. También pidió que se colabore con la CNDH en la queja administrativa que se presente ante el Órgano Interno de Control en el IMSS, respecto de la actuación del médico, así como en las investigaciones derivadas de la denuncia que presente ante la Procuraduría General de la República.

Comentarios