Gobierno de Peña no busca una confrontación con Trump: embajador

miércoles, 27 de julio de 2016
PENSILVANIA (apro).- El gobierno de Enrique Peña Nieto no busca una confrontación “desde ahorita” con el candidato presidencial del Partido Republicano, Donald Trump, aseguró el embajador de México en Estados Unidos, Carlos Sada. El diplomático, quien se encuentra en Filadelfia “observando” el desarrollo de la Convención Nacional del Partido Demócrata, y que lo mismo hizo la semana pasada en Cleveland, Ohio con la Convención Republicana, sostiene que lo que en realidad se busca es ir “abriendo la agenda” para darle seguimiento al proceso electoral estadunidense. “No se pretende entrar en una confrontación desde ahorita, sino ir modulando”, subrayó Sada al ser cuestionado sobre la tibieza con la que el gobierno de Peña Nieto ha respondido a los ataques directos que Trump ha lanzado contra México y los mexicanos. De acuerdo con el embajador, quien se reunió con cinco representantes de cuatro medios mexicanos acreditados ante el Comité Nacional Demócrata para la cobertura de la Convención Nacional del partido en Filadelfia, lo importante de todo es ir haciendo “contactos” con republicanos y demócratas con miras a la futura relación entre Estados Unidos y México, después de los resultados de las elecciones que se realizarán el próximo 8 de noviembre. “Lo importante es que sigamos con esta relación, abonando a la causa de México con argumentos sólidos, que ellos (los republicanos) seguramente van a ir posicionando en su discurso y su plataforma. Ellos todavía no acaban de definir su plataforma, están en ese proceso”, apuntó. Como parte de su campaña proselitista, el candidato presidencial de los republicanos ha prometido a los electores de su país la deportación de los 10 u 11 millones de inmigrantes indocumentados (en mayoría mexicanos) que viven y trabajan en Estados Unidos. Trump ha dicho que en caso de ganarle a su contrincante demócrata Hillary Rodham Clinton construirá un muro a lo largo de toda la frontera con México para detener el flujo migratorio y el tráfico ilegal de drogas y de personas. Y la semana pasada, al asumir la candidatura presidencial republicana, el magnate de la industria de la construcción se comprometió a revisar y renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) firmado con México y Canadá, y si no le gusta el resultado de la renegociación, dijo, simplemente retirará a Estados Unidos del intercambio comercial. En Cleveland, Sada se reunió con un grupo de embajadores de varios países y con el gobernador del estado de Nueva Jersey y asesor de Trump, Chris Christie. Según el diplomático Christie les dijo que la relación con México es la más importante para Estados Unidos, después de la que tiene con Canadá. “Yo creo que lo fundamental es que vayamos abriendo todas las puertas posibles… ir diciendo: este es México, esta es la relación que se tiene con México”, apuntó Sada. Y subrayó que el gobierno de Peña Nieto ya tiene definidos planes de contingencia, independientemente de que gane Trump o Clinton. “Estoy seguro, bueno, eso esperamos, que esto vaya abonando para la causa de ir conociendo, no sólo conociendo, sino ir entrando a reflexionar cuál va a ser el posicionamiento hacia adelante en estos tres meses y medio (de campaña presidencial). Esa es la intención”, remató el representante del gobierno de Peña Nieto en Washington.

Comentarios