Alerta obispo Vera por incremento de violencia contra maestros

martes, 5 de julio de 2016
MONTERREY, NL (apro).- El obispo de Saltillo, Raúl Vera, se reunió hoy en esta ciudad con maestros, ante quienes advirtió un posible incremento de violencia del Estado para imponerles una ley que él consideró inconstitucional. Un día antes de la marcha anunciada en esta capital, en repudio a la reforma educativa, el sacerdote católico se reunió a las 18:30 horas con unas 100 personas en la Explanada de los Héroes, para animar a los profesores a seguir en la lucha y a exponerles que además de los movimientos emergentes como el de Nuevo León ya existen otros consolidados en todo México. Como una metáfora de la realidad en el país, expuso un texto bíblico en el que recordó que Poncio Pilatos ordenó el sacrificio de galileos para intimidar a la población. “No podemos encontrar en estos momentos explicaciones superficiales. A esto se refiere Jesús. ¡Qué fácil cuando a Pilatos se le ocurre hacer esta salvajada para amedrentar al pueblo entero! Pero pone un ejemplo de lo que es capaz de hacer, de lo que él y el César pueden hacer”, expuso. Luego afirmó que la aprobada Ley General del Servicio Profesional Docente, en la que se contienen los nuevos cambios laborales del magisterio conocidos como reforma educativa, es un ensayo del gobierno federal para conculcar los derechos de los trabajadores mexicanos. Si es aceptada por el pueblo, entonces serán modificadas otras, de otros sectores de la sociedad, para continuar con la represión sistemática emprendida desde el gabinete del priista Enrique Peña Nieto, alertó. “Esto que afecta a los educadores es un ensayo. Hay muchos otros tipos de trabajadores que si no ponemos un alto a esto, acabaremos de la misma manera. ¡Ay de los mexicanos que crean a toda la propaganda del gobierno para hacer creer que estos maestros son unos cafres o violentos!”, dijo. Vera también hizo un desglose sobre la reforma educativa y expuso 31 puntos, en los que aclaró que hay ordenamientos abusivos en contra de los profesores pues, de inicio, todos los integrantes del gremio magisterial fueron degradados de “trabajadores” a “sujetos administrativos”, e impide al sindicato observar las evaluaciones. El obispo llamó a los padres de familia y a los profesores jóvenes a que no se amedrenten ante el embate de las autoridades pues, afirmó, la nueva ley carece de sustento jurídico y está destinada a caer. Los maestros de la entidad convocaron para este miércoles 6 a una nueva marcha que partirá a las 18:00 horas de la Macroplaza de esta capital.

Comentarios