El 65.5% de los mexicanos, sin esperanza de que mejore la seguridad: Inegi

miércoles, 6 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).—La percepción de los mexicanos respecto a la inseguridad en su entorno no mejora, de acuerdo con las más reciente la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Por el contrario, el 33.9% de la población de 18 años y más consideró que en los próximos 12 meses la situación de la delincuencia en su ciudad seguirá igual de mal y otro 31.6% de la población mencionó que la situación empeorará en los próximos 12 meses. Es decir que el 65.5% de los mexicanos no cree que la seguridad vaya a mejorar en el próximo año. De hecho, el indicador de la población que cree que la seguridad empeorará en los próximos 12 meses, aumentó 5.3 puntos porcentuales respecto a junio de 2015. Según la encuesta, en ciudades como Villahermosa, Tabasco; Coatzacoalcos, Veracruz; Acapulco y Chilpancingo en Gurrero; además de la zona oriente de la Ciudad de México, prácticamente nueve de cada 10 personas consideraron que vivir en esas regiones es inseguro. En contraste, al dar a conocer la ENSU, que se realiza de forma trimestral, el Inegi informó que las ciudades donde los habitantes tienen una percepción de menor violencia fueron Mérida, Yucatán; Tepic, Nayarit; San Francisco de Campeche; Saltillo Coahuila y la capital de Durango. En dichos lugares menos del 40% de sus habitantes consideraron que existe inseguridad. Cajeros automáticos los más inseguros. Según el Inegi, la sensación de inseguridad por temor al delito y las expectativas que tiene la población sobre la seguridad pública se generan por la influencia de diversos factores, como la atestiguación de conductas delictivas o antisociales que ocurren en el entorno donde se desenvuelve la población. De esta forma, el 78.6% de la población encuestada manifestó sentirse inseguro en los cajeros automáticos; el 71.3% en el transporte público; el 66% en el banco y el 62% en las calles que habitualmente usa. No sólo eso, durante el segundo trimestre de 2016, la proporción de la población que mencionó haber visto o escuchado conductas delictivas o antisociales en los alrededores de su vivienda, fueron: consumo de alcohol en las calles (65.6%), robos o asaltos (61.9%) y vandalismo (54.6%), venta o consumo de drogas (38.3 %), bandas violentas o pandillerismo (37%) y disparos frecuentes con armas (29.5%). Para los casos de disparos frecuentes con armas, y bandas violentas o pandillerismo se observaron aumentos de 8.3 y 3.5 puntos porcentuales, respectivamente. Las tres ciudades con mayor porcentaje de población de que reportó haber tenido conflictos o enfrentamientos con otros, fueron: la región sur de la Ciudad de México, Villahermosa y Querétaro. Mientras que, las ciudades donde se mencionaron los menores porcentajes de conflictos entre la población fueron Tijuana, Tampico, y Mérida. Cambio de hábitos El Inegi señaló que el temor al delito puede hacer cambiar las rutinas o hábitos de la población, así como la percepción que se tiene sobre el desempeño de la policía. La encuesta arrojó los siguientes datos al respecto: El 61.4% de la población de 18 años y más, residente en las ciudades objeto de estudio, manifestó que durante el segundo trimestre de 2016 modificó sus hábitos respecto a “llevar cosas de valor como joyas, dinero o tarjetas de crédito” por temor a sufrir algún delito; mientras que 55.6% reconoció haber cambiado hábitos respecto a “permitir que sus hijos menores salgan de su vivienda”. Además el 49.3% cambió rutinas en cuanto a “caminar por los alrededores de su vivienda, pasadas las ocho de la noche” y 31.4% cambió rutinas relacionadas con “visitar parientes o amigos”. La ENSU destacó que la mayor parte de los encuestados confiaron en el trabajo de la Gendarmería Nacional (62.2%); seguido por la Policía Federal (58.2%); la Policía Estatal (46.2%) y finalmente con la Policía Preventiva Municipal (42.8%), que tuvo menor aceptación. Baches, mayor problema en el país A decir del Inegi, dentro de las problemáticas más importantes para los ciudadanos son los baches en calles y avenidas ya que prácticamente ocho de cada 10 mexicanos considera este tema como el principal problema. Le sigue la delincuencia con el 65%. Es decir, los mexicanos se encuentran preocupados por asaltos, extorsiones, secuestros y fraudes, entre otros. En tercer lugar está la falta de alumbrado público (61.3%); las calles y avenidas con embotellamientos frecuentes (51.5%); además de las coladeras tapadas por la acumulación de desechos (50.9%). La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana se lleva a cabo en la primera quincena de los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año con una muestra de 300 viviendas trimestrales por ciudad de interés y 300 viviendas por cada una de las cuatro regiones en que se divide la Ciudad de México, a partir de 2016. El agrupado nacional en el mes de junio de 2016 fue de 13 mil 800 viviendas.

Comentarios