'Da luz” titular de la CFE: justifica alzas y admite interés por dirigir al PRI

jueves, 7 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Muy quitado de la pena, el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa Reza, utilizó su comparecencia ante la Tercera Comisión de la Permanente no sólo para justificar el incremento a las tarifas de consumo eléctrico, “debido al incremento en el costo del gas natural y de combustóleo”, sino también para arrojar “luz” sobre su aspiración política para dirigir el PRI, partido al que dijo pertenecer desde 1991. Llegar a la dirigencia nacional del PRI “sería el mayor honor de mi vida”, admitió Ochoa Reza ante reporteros, y aclaró que esperará la convocatoria. El funcionario subió a su cuenta de Twitter (@EnriqueOchoaR) una foto de su credencial del PRI para aclarar que es “un orgulloso militante” desde 1991 y no desde hace cinco años. Su nombre se sumó a la lista de otros aspirantes, como el exgobernador de Querétaro, José Calzada; el diputado federal de origen yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín; el del titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y del exgobernador de Coahuila y extitular de Sagarpa, Enrique Martínez, y de la actual secretaria general y prima del primer mandatario, Carolina Monroy. Ochoa Reza obtuvo su primer gran cargo en la tecnocracia como asesor de Luis Téllez, entonces secretario de Energía, entre 1997 a 1999. Entre los círculos priistas se le identifica como parte del grupo “zedillista” y más recientemente como un funcionario vinculado al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien también fue mencionado hace dos semanas como posible relevo de Manlio Fabio Beltrones al frente del PRI. En la comparecencia ante senadores y diputados, Ochoa Reza explicó que “el sector eléctrico mexicano, como todo sector eléctrico en el mundo, obedece a un principio fundamental: el costo de generar energía eléctrica depende del precio de los combustibles que utilizamos para generarla”. Por esta razón, el incremento de entre 2 y 5% a las tarifas del sector industrial y de entre 5 y 8% para el sector comercial y 6.8 para el de uso doméstico, responde al incremento del precio de los combustibles y no a un mal manejo de la reforma energética, como le reprocharon los legisladores de la oposición. Ochoa Reza presumió que durante 18 meses se dieron disminuciones “consecutivas” en las tarifas y sólo este mes fue de alzas. Aseguró que la tarifa de consumo doméstico de alto consumo disminuyó 3.8% entre 2014 y 2016 y que sólo representan 440 mil usuarios de un total de 40 millones. “La tarifa doméstica de bajo consumo, la que utiliza el 90% de los usuarios de la Comisión Federal de Electricidad, que son 35.5 millones de usuarios, de los 40 millones de usuarios que tenemos en la empresa… de hecho, disminuyó 2%”, entre 2014 y 2016. Ochoa Reza afirmó que el pasivo laboral de la CFE ascendía a más de 630 mil millones de pesos, pero tras la negociación y el acuerdo con el sindicato, en mayo de 2016, se redujo a 160 mil millones.

Comentarios