'Logramos quitar la cerrazón del gobierno”, afirma líder de la CNTE

jueves, 7 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) están “muy motivados” luego de que el gobierno federal abrió la puerta para una reunión con la Secretaría de Educación Pública (SEP) para discutir el modelo educativo, afirmó Víctor Manuel Zavala, líder de la sección 18 de la CNTE. El gobierno federal cedió a la negociación luego de que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que dirige Juan Díaz de la Torre, excolaborador de Elba Esther Gordillo, también pidiera hacer modificaciones a la reforma educativa. Al respecto, Zavala comentó en entrevista con Carmen Aristegui en CNN: “Entendemos que todos los prejuicios que tenemos, los vamos a tener que quitar. Hay actores que no han estado con el movimiento, y ahora que tenemos resultados, se quieren colgar de todo un procedimiento. “Logramos que el gobierno federal pudiera quitar la cerrazón y atendernos, segundo, que podemos crear un modelo educativo en beneficio de todos, y los que se quieren incluir y ponerse enfrente, no estamos de acuerdo”, agregó. Zavala dio sus impresiones tras la reunión que sostuvieron líderes del magisterio con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en la que se abrió la puerta de una reunión con la SEP para discutir el “modelo educativo”. Dijo: “Estamos muy motivados en el sentido de que la lucha que hemos emprendido con los padres de familia y la sociedad en general en defensa de la educación pública puede tener en los próximos días un avance importante”. Afirmó que han vivido situaciones “muy complicadas” desde la publicación en forma de la reforma educativa en 2013, cuando denunciaron que se estaba privatizando la educación, y se estaba quitando la estabilidad laboral de todos los maestros del país, “y seguimos en una lucha muy importante a pesar de todo lo que ha pasado”, subrayó. El líder magisterial expresó su reconocimiento al apoyo de los padres de familia y la sociedad en general en defensa de la educación pública, al tiempo que enumeró los tres planteamientos fundamentales para el gobierno: “La derogación o suspensión definitiva de la reforma educativa; el segundo es la transformación de la educación, donde podamos tener un procedimiento para crear un modelo educativo que sea enmarcado específicamente para los niños y niñas en todo el país”, afirmó. La idea en este segundo punto, agregó es “que escuchen a todo mundo, que pueda incluirse en este modelo y esta transformación educativa”. El tercer punto, dijo, es revisar los daños a los maestros muertos y los salarios. “Todos esos perjuicios se tienen que revisar. Esos son los tres puntos muy claros, muy precisos”, apuntó. Ayer, en un comunicado, el gobierno federal fijó su postura en torno a la negociación con la CNTE a la que se refirió como “un parteaguas para pasar del diálogo a una nueva fase del diálogo-negociación”, en la que se debe poner en el centro la educación pública, “el carácter social y humano de esa educación que conocemos y queremos mantener”.

Comentarios