Pactan PRD y Segob acciones en municipios afectados por el crimen

martes, 2 de agosto de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La presidenta nacional del PRD Alejandra Barrales aclaró este martes que su partido “no pide escoltas ni chalecos de seguridad para sus alcaldes”, sino un plan de desarrollo social que permita revertir la violencia en los municipios que padecen el flagelo de las bandas del crimen organizado. Al término de un encuentro celebrado en la Secretaría de Gobernación que encabeza Miguel Ángel Osorio Chong, la lideresa del PRD urgió a la implementación de una estrategia integral para atender el tema de los alcaldes asesinados y amenazados, el cual debe abarcar medidas de seguridad, pero sobre todo acciones sociales en beneficio de la población. La reunión entre los líderes del partido y las autoridades federales se produjo tras darse a conocer los asesinatos de los alcaldes de Pungarabato, Guerrero, Ambrosio Soto, y el de San Juan Chamula, Chiapas, Domingo López. “Necesitamos que estos municipios tengan acceso a la salud, a la educación, si hoy no damos esas garantías, pues el crimen organizado va a seguir siendo la fuente de empleo para toda la gente, todos los jóvenes, sobre todo, que están en estos municipios”, advirtió Barrales Magdaleno. Por ello, anunció la extitular de Educación local, se acordó  instalar una mesa de coordinación municipal con la Segob, misma que atenderá la problemática en los municipios con altos índices de violencia. No sólo eso, refirió, pues “al mismo tiempo vamos acompañar con una estrategia de desarrollo, hemos señalado que no es casualidad que los municipios con mayor pobreza al mismo tiempo sean lo de mayor violencia”. En la mesa de trabajo pactada con autoridades de Segob, abundó, se trabajará en dos líneas: la que tiene que ver con la estrategia de seguridad en cada una de las entidades y la de garantizar los servicios básicos, así como el acceso a la salud y la educación. “Si hoy no damos esas garantías, pues el crimen organizado va a seguir siendo la fuente de empleo para  toda la gente y todos los jóvenes que están en estos municipios”, alertó. Según Barrales, no se busca sólo atender los municipios que son gobernados por el PRD, también los que han mostrado los mayores índices de violencia, entre ellos Acapulco, Guerrero; Tijuana, Baja California; Culiacán, Sinaloa, y León, Guanajuato. “Nos preocupa porque es un asunto de sentido común, si no tenemos como Estado las condiciones para garantizar la seguridad de los presidentes municipales, pues qué se pueden esperar los ciudadanos de esos municipios”, consideró la presidenta nacional del PRD. Al encuentro también acudió el coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Francisco Martínez Neri, quien comentó sobre la ruta legislativa que tendrá que seguirse para concretar los resultados que provengan de la mesa de trabajo implementada con la Segob.

Comentarios