Gobierno 'tiró por la borda” oportunidad para esclarecer caso Ayotzinapa: Tlachinollan

lunes, 12 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Padres de los de 43 normalistas de Ayotzinapa condenaron los escasos avances en las investigaciones sobre el paradero de los jóvenes desaparecidos hace casi dos años, y refrendaron sus esperanzas en que el caso se esclarezca con el trabajo del grupo operativo del Mecanismo de Seguimiento de las Medidas Cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Los familiares de las víctimas del 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero se reunieron este lunes en el Hemiciclo a Benito Juárez para iniciar actividades en el contexto del segundo aniversario de la desaparición de los estudiantes, con un foro académico y la premiación del cartel conmemorativo, realizado por Yolanda Fernández Godínez. En un acto político, los padres expresaron su inconformidad por los lentos avances en las investigaciones por parte de la Procuraduría General de la República (PGR) y la falta de seguimiento de las líneas de investigación establecidas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI). Al señalar que los padres de los jóvenes tienen “esperanza” de encontrar a sus hijos, Emiliano Navarrete, padre de José Ángel Navarrete, consideró que “nunca ha trabajado la PGR, que tiene mucho material en sus manos y no le ha dado seguimiento”. Don Emiliano destacó que las mesas de diálogo con la PGR se han roto, entre otras cuestiones por el lento avance en las indagatorias, y puso como ejemplo que luego de que se reveló un diálogo entre policías municipales de Iguala y federales en que mencionaban a un “patrón”, personaje que operaría en Huitzuco y quien habría tomado la decisión sobre el destino de algunos de los estudiantes detenidos, no se ha esclarecido quién es ese personaje. No obstante reconoció que, a dos años, la lucha de los padres de los 43, apoyados por organizaciones independientes y la CIDH, logró desmentir la “verdad histórica” sobre que los jóvenes fueron asesinados e incinerados en el basurero de Cocula. También resaltó la intervención “del GIEI y del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), con lo que hemos logrado que el gobierno no cierre el caso, todo gracias a mucha gente buena que ha estado respaldándonos, pues del gobierno sólo encontramos mentiras”. Por su parte, el abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra, dijo que aunque hay decenas de detenidos relacionados con el caso, “estamos como al principio”, toda vez que no se ha podido localizar a los estudiantes. Para el representante de los familiares de las víctimas, a casi dos años de los atentados a los estudiantes en Iguala, en los que murieron además seis personas, lo que queda es “un sabor de boca agrio”, ya que el Estado mexicano “tiró por la borda” la oportunidad de esclarecer el caso con la ayuda del GIEI. Al recordar que “se generaron situaciones adversas” para el trabajo del GIEI, el abogado se quejó de la actitud ambivalente que ha tenido el gobierno federal para abordar el caso Ayotzinapa, que “por un lado dice que está comprometido con los 43 y dispuesto a poner a disposición todos los recursos necesarios para que este caso sea resuelto, y por otro se niega a destituir a Tomás Zerón (director de la Agencia de Investigación Criminal), una persona que presenta claras pruebas de irregularidades de obstaculización en la averiguación previa”. Tras resaltar que la decisión de retomar las mesas de diálogo se analizará una vez que la PGR dé a conocer los resultados de la investigación interna sobre el caso de Zerón, Rosales Sierra manifestó la conformidad de los padres de familia con la implementación del trabajo del grupo operativo del Mecanismo de Seguimiento de las Medidas Cautelares. Al señalar que aún no se tiene información de quiénes conformarán el grupo operativo, que de acuerdo con el convenio de seguimiento de las medidas lo integrarán cuatro personas, Vidulfo Rosales explicó que por el momento están trabajando con “el acervo que dejó el GIEI”, y después realizarán una visita en terreno. Pese a todo, el abogado mostró su beneplácito por la reconfiguración de la CIDH, y del nombramiento del colombiano Enrique Gil Botero como nuevo relator de México, a quien le corresponderá dar seguimiento al caso Ayotzinapa y realizar al menos tres visitas para las supervisión de las medidas cautelares. Sin que a la fecha hayan tenido contacto con el nuevo relator, Rosales Sierra lo calificó como un hombre “comprometido con los derechos humanos, y desde el mundo del Sistema Interamericano se le conoce como una ‘vaca sagrada’, por su trayectoria destacada”. “No vemos otra salida ni otra vía que nos ayude al esclarecimiento más que la participación, el impulso y la coadyuvancia de un organismo internacional de esa naturaleza, el mecanismo tendrá una vigencia de agosto a marzo del próximo año”, consideró Rosales Sierra. Con la realización de un foro académico y la elección del cartel conmemorativo por los dos años de la desaparición forzada de los 43 estudiantes, que fue realizado por Yolanda Fernández Godínez, arrancan las actividades para continuar con la exigencia del esclarecimiento del caso. El 15 de septiembre, los padres de las víctimas realizarán el “Antigrito de la Independencia” en la Plaza Sentimientos de la Nación de Chilpancingo, Guerrero, para continuar con actividades académicas. A partir del martes 20 y hasta el domingo 25 participaran en diversas actividades de protesta, para culminar el lunes 26 con una marcha del Ángel de la Independencia al Zócalo de la Ciudad de México.

Comentarios