Muro de Trump no acabará con el tráfico drogas: De la Fuente

lunes, 12 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Ramón de la Fuente, deploró que el “detestable” candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, crea que con la construcción de “un muro” el consumo y trasiego de drogas hacia la Unión Americana se va a terminar. En un foro sobre la compleja relación binacional con Estados Unidos, De la Fuente fustigó que las políticas públicas de México y del país vecino se han equivocado con una “política prohibicionista” que, desde hace varias décadas, decidió declarar a las drogas como “el peor enemigo”, cuando ha quedado probado que es un tema de salud pública que ha costado cientos de miles de muertos en México y en otras partes del mundo. “El Estado mexicano se ha cruzado de hombros, y en ese contexto no nos sentamos a revisar esta política prohibicionista con los vecinos”, dijo. El exrector de la UNAM también repudió que, en su reciente visita a México, Trump hizo una “faena completa” que coronó los agravios y las humillaciones al pueblo mexicano. “Trump tenía que venir, pero a disculparse con el pueblo frente a las múltiples ofensas; hoy sabemos que en Estados Unidos, en planteles educativos, ya hay niños de origen mexicano que por culpa del candidato Trump ya padecen bullying con el muro, con el desprecio, son niños que hoy viven en una situación hostil y envenenada en suelo americano”, acusó. Juan Ramón de la Fuente recriminó que, en las políticas públicas del combate a las drogas en México y en Estados Unidos, las autoridades siempre se concentren en el eslabón más débil como lo son los consumidores de drogas. “Datos oficiales indican que en México hay 140 mil jóvenes presos por simple posesión de droga, siempre se ataca al más débil que es el consumidor”, dijo. Ante investigadores y académicos presentes en la Torre II de Humanidades, De la Fuente hizo un llamado a crear en contra de Trump una “ofensiva intelectual y académica” que permita contrarrestar todo el daño que ha hecho el candidato republicano con la discriminación hacia México y los connacionales. Incluso manifestó su preocupación por la salud de la otra candidata, la demócrata Hillary Clinton, pues expuso que en una sociedad conservadora como la norteamericana, ello tendrá un costo político-electoral, situación que posiblemente merme sus posibilidades de triunfo ante Trump.