Piden a diplomáticos respaldar reclamo de familiares en ley sobre desaparecidos

martes, 20 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Familiares de desaparecidos se reunieron este miércoles con el responsable de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Jan Jarab, así como con diplomáticos de 18 embajadas, con el fin de impulsar la discusión y aprobación de la Ley General de Desaparición Forzada y Desaparición a manos de Particulares que anteponga el interés de las víctimas. Como parte de la campaña #SinLasFamiliasNo, integrantes de 110 colectivos de familiares de desaparecidos, agrupados en el Movimiento Nacional por Nuestros Desaparecidos y en la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada, solicitaron al cuerpo diplomático “transmitir en su diálogo bilateral con las autoridades mexicanas las exigencias de la sociedad civil para que, en el marco de la ley general, se incluya el compromiso de acatar las recomendaciones y observaciones de organismos internacionales”. Reunidos en las oficinas de la Unión Europea, los activistas pidieron a los diplomáticos interceder para que se garantice la “participación activa” de los familiares y de las organizaciones de la sociedad civil que los acompañan “en los procesos de búsqueda, investigación e identificación”. Para los familiares resulta fundamental que la ley permita la creación de “una Comisión Nacional de Búsqueda, instituir un proceso de declaración de ausencia que reconozca y garantice la continuidad de personalidad jurídica de las víctimas, establecer un registro público nacional de víctimas de desapariciones forzadas y desapariciones por particulares; eliminar la referencia a personas no localizadas, y asignar presupuesto suficiente para la implementación de la ley”. Los familiares de las víctimas y sus representantes alertaron a los diplomáticos sobre la “crisis de desapariciones forzadas y desapariciones a manos de particulares”, y de lo preocupante que resulta que, a pesar de la magnitud del problema, “sigue sin existir un marco jurídico adecuado para prevenir, erradicar y sancionar” conforme a los parámetros internacionales de derechos humanos. Los integrantes del Movimiento Nacional por Nuestros Desaparecidos entregaron a los diplomáticos un documento en el que resaltan que de acuerdo con el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), habría 28 mil 472 víctimas, sin contar que la cifra “podría ser superior, considerando que cientos de familias no han hecho la denuncia por miedo a represalias”. En el documento, los familiares expusieron que la gravedad del problema se remonta a los años sesenta con la “guerra sucia”, y que con la llamada “guerra contra el narcotráfico” creció el fenómeno en proporciones desmesuradas. Entre los obstáculos más graves detectados por los familiares, quienes han padecido el viacrucis de buscar verdad y justicia, destacan la falta de recursos humanos y económicos para concretar las medidas adoptadas por el gobierno mexicano para enfrentar el problema; falta de investigaciones adecuadas, lo que lleva a que las búsquedas “recaigan en los familiares” de las víctimas; existe “una tenencia de criminalización y estigmatización de los familiares”, al grado de que por lo menos cinco parientes de víctimas han sido ejecutados en la búsqueda de sus seres queridos”. También se quejaron de la marginación de los familiares de víctimas en la elaboración de protocolos de búsqueda; de las omisiones en los registros oficiales de las clasificaciones de desapariciones, entre desaparición forzada y desaparición por particulares; la inexistencia de una institución “confiable, autónoma y de carácter nacional que realice la investigación forense, que considere un banco nacional genético y que dé tratamiento adecuado a los restos mortuorios”, sin contar con que las agencias del MP estatales y federales no cuentan con protocolos efectivos para la búsqueda. Tras recordar que la ley general debió haber sido aprobada el 6 de enero de este año, los integrantes de la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada y el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México insistieron a los diplomáticos en pedir su intervención para que “colaboren con el gobierno mexicano, con el fin de garantizar que, sin prescindir de una consulta efectiva a la sociedad, se promulgue una Ley General de Desaparición Forzada y Desaparición a manos de Particulares, encaminada a “la prevención, sanción y erradicación de ambos delitos, que considere medidas concretas y eficaces de protección, derecho a la verdad, justicia y reparación integral del daño a las víctimas”. También informaron que en el encuentro participaron representantes de las embajadas de Australia, Austria, Bélgica, Canadá, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Holanda, Inglaterra, Irlanda, Italia, Noruega, Polonia, Portugal, Suecia y Suiza, además de representantes de la Unión Europea y el representante de la ONU, Jan Jarab.

Comentarios