Más de 4 millones de niños y adolescentes, sin escuela en México: Unicef

miércoles, 21 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En México, alrededor de 4.1 millones de niños y adolescentes están sin escuela debido a factores como la pobreza, discapacidad o porque viven en zonas rurales, dio a conocer el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). De acuerdo con las conclusiones del informe “Niñas y niños fuera de la Escuela”, elaborado por el organismo, 3.8 millones de niños y adolescentes no están matriculados y 260 mil no asisten regularmente a las aulas de primaria. Christian Skoog, representante de la Unicef en México, afirmó que garantizar el derecho a la educación para todos los niños y adolescentes implica no sólo lograr que acceden, permanezcan y concluyan los niveles educativos, sino que alcancen los aprendizajes que requieren para alcanzar una vida digna. El informe también señala que poco más de 631 mil personas están en riesgo de abandonar las aulas. De ellos, 125 mil niños de entre 13 y 15 años que cursan su primaria están en riesgo de exclusión; poco más de 95 mil de secundaria, y al menos 420 mil de bachillerato. Carmen López, directora de Educación para Unicef-México, alertó que es en el primer año de preescolar y en el acceso a la Educación Media Superior donde se concentran los mayores desafíos en el acceso a la educación. Para el caso de los niños de tres años, que deben de asistir al primer grado de preescolar, se estima que sólo 42 por ciento asiste a clases. Entre los principales factores para la baja matrícula está no sólo la pobreza, sino también el que muchas de las familias consideran que los niños son muy pequeños para ir a la escuela. Once por ciento de quienes no asisten, provienen de los quintiles de ingreso más elevados. En contraste, 50 por ciento de los jóvenes que no ingresan al bachillerato enfrentan condiciones de desventaja socioeconómica y de trabajo infantil. La población más afectada no sólo es la que vive en comunidades rurales, ya que 39.3 por ciento de quienes están fuera del bachillerato radican en las ciudades.

Comentarios