Suman 14 sacerdotes ejecutados en el gobierno de Peña Nieto: CCM

miércoles, 21 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con el crimen de los sacerdotes Alejo Nabor Jiménez y José Alfredo Suárez de la Cruz, adscritos a la diócesis de Papantla, Veracruz, suman 14 los párrocos asesinados en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto, según el Centro Católico Multimedial (CCM), institución eclesiástica que lleva las estadísticas de los sacerdotes muertos por la violencia en el país. De acuerdo con los reportes anuales publicados por el CCM, las entidades del país donde es más peligroso ejercer el ministerio sacerdotal son Guerrero, Michoacán y Ciudad de México. Y ahora en el estado de Veracruz se encienden los focos rojos con la muerte de los dos curas, ambos secuestrados el domingo 18. Un día después se hallaron sus cadáveres en un paraje carretero de Papantla. Según el doctor José de Jesús Legorreta Zepeda, catedrático del Departamento de Ciencias Religiosas de la Universidad Panamericana, los sacerdotes mexicanos, al igual que otros actores de la sociedad, son igual de vulnerables ante los grupos delincuenciales o del crimen organizado. Indicó que “por su acción a favor de las comunidades”, los ministros de culto son fácil blanco de la violencia, pues muchas veces “algún comentario o acción” que emprendan desde sus parroquias, afecta a los grupos delincuenciales, y éstos toman represalias contra los párrocos. Por su lado, la maestra Christa Godínez Murguía, de la misma área de la Iberoamericana, señaló: “Ministros y agentes de pastoral se comprometen y denuncian injusticias que perciben en los distintos contextos donde viven. Ante esto, hay grupos de poder para los que ellos son un obstáculo. De ahí que algunos hayan sido asesinados, otros torturados y otros reciben amenazas”. Godínez precisó que sacerdotes y agentes de pastoral sólo “quieren ser fieles al evangelio”, por lo que están defendiendo a migrantes, indígenas y otros grupos vulnerables que son víctimas de los grupos delincuenciales. En este contexto, coincidieron ambos especialistas, ocurrieron los asesinatos de los dos sacerdotes de la iglesia "Nuestra Señora de Fátima", localizada en Poza Rica.

Comentarios