Condena la ONU expresiones de odio e intolerancia hacia comunidad LGBTI

jueves, 29 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Diversas agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenaron las manifestaciones de “odio, intolerancia, estigmatización y discriminación” hacia el colectivo lésbico, gay, bisexual, transexual e intersexual (LGBTI), realizadas en las últimas semanas por agrupaciones religiosas y de la sociedad civil. De igual manera, rechazaron “las expresiones contra la igualdad de género y los ataques contra las instituciones que trabajan para superar la discriminación”, e hicieron un llamado al Estado mexicano para que se reconozcan los derechos de la comunidad LGBTI. En un comunicado, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiaos (ACNUR), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), y Entidad de Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres en México (ONU Mujeres), entre otras, pidieron “tolerancia, respeto a la diversidad y la garantía de los derechos humanos de todas las personas”. De acuerdo con el texto, el Estado mexicano debe continuar fortaleciendo los esfuerzos para prevenir y erradicar la discriminación en contra de las personas LGBTI en todos los ámbitos, incluidos el laboral, el de la salud  y el educativo. Luego de la marcha que se organizó el pasado fin de semana en 120 ciudades para rechazar el matrimonio igualitario, las agencias de la ONU en México convocaron a las autoridades y a la sociedad a “garantizar y respetar los derechos de todas las familias en su diversidad y rechazar cualquier tipo de discriminación basada en motivos tales como su conformación o el estado civil, orientación sexual o identidad de género de quienes las integran”. Al hacer un recuento de los avances que en materia de reconocimiento pleno de derechos se han dado en México, exhortaron al “Estado mexicano a adoptar las medidas legislativas necesarias para hacer eficaces los derechos reconocidos” por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), y aplaudieron las iniciativas que con dicho objetivo se han p presentado. Recordaron, asimismo, que la SCJN emitió una jurisprudencia en la que, “partiendo del principio de no discriminación, reconoció el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo”, lo que coincide con la recomendación general 23 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y “con los mensajes de respaldo que el secretario general de la ONU (Ban Ki-moon) ha emitido con motivo de decisiones semejantes que se han pronunciado en otros países”. Celebraron los avances legislativos dirigidos a proteger los derechos de las personas LGBTI, como la reforma al artículo primero constitucional de 2011, y el reconocimiento como refugiados a las personas perseguidas por su identidad de género u orientación sexual, además de la adopción de protocolos de la SCJN y de la Procuraduría General de la República (PGR) “para una correcta actuación de quienes investigan e imparten justicia en casos en los que la orientación sexual o la identidad de género sean relevantes, así como las legislaciones federales y locales sobre igualdad y no discriminación”. También pugnaron por “una convivencia democrática, libre de perjuicios, que respete la diversidad y fomente la tolerancia”, y destacaron que en la promoción y defensa de la agenda de la diversidad “no se puede lesionar ningún derecho humano, incluido el derecho a la vida privada de las personas”, por lo que respaldaron a quienes desde el servicio público y el activismo ciudadano “promueven el derecho a la igualdad y combaten la discriminación”. Tras recordar que el secretario general Ban Ki-moon reconoció el derecho de las personas LGBTI y subrayó que en el siglo XXI “no hay lugar para la discriminación basada en la orientación sexual o identidad de género”, advirtieron que “la igualdad de derechos y la prohibición de la discriminación son dos principios fundamentales de los instrumentos internacionales de derechos humanos ratificados por México, y están plenamente reconocidos” en el artículo primero de la Constitución mexicana. Subrayaron que la discriminación por cualquier razón es inaceptable, “y todas las personas tenemos la responsabilidad de prevenirla y eliminarla de nuestra sociedad”. Finalmente, reconocieron el apoyo que ha brindado el Estado mexicano ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, “impulsando la creación de su más reciente mandato sobre la protección contra la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género”. El comunicado también fue signado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en México (UNICEF), Fondo para la Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas en México (UNV).

Comentarios