INE compartirá a la PGR bases de datos para identificar a personas desaparecidas

martes, 6 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Instituto Nacional Electoral (INE) compartirá con la Procuraduría General de la República (PGR), la información contenida en sus bases de datos; tanto de identificación biométrica, como de huellas dactilares, lo cual incrementa de forma notable la posibilidad identificar con certeza a las personas no localizadas. El objetivo, es contar con un sistema de gestión de información consolidado, que permita compartir datos de personas reportadas como desaparecidas o halladas sin vida y sin identificar. Este día, las instituciones firmaron un convenio de colaboración en el que también participa la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia, así como la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia. En el evento, la procuradora Arely Gómez indicó que los datos que recaba el INE son de un valor incalculable para garantizar elecciones libres y democráticas, así como un pilar fundamental para lograr que las políticas públicas cristalicen en beneficio de la sociedad. El instrumento de cooperación firmado permitirá, con absoluto respeto de los bienes jurídicos que aseguran el derecho a la protección de los datos personales, compartir la información contenida en las bases de datos del Instituto Nacional Electoral; tanto de identificación biométrica, como de huellas dactilares. De esta manera, explicó, se incrementa de forma notable la posibilidad de identificar con certeza a las personas no localizadas. También permitirá garantizar el derecho fundamental al acceso a la justicia, eliminado todas las barreras que impidan conocer la verdad de los hechos. En la firma del convenio, estuvieron presentes Lorenzo Córdova Vianello, presidente del Consejo General del Instituto Nacional Electoral; Edgar Elías Azar, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México, así como presidente de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos. En su discurso, la procuradora, al referirse a la firma del convenio, señaló que esta acción significa actuar de conformidad con la garantía de debida diligencia. Parámetro mínimo inscrito en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos que, entre otras consideraciones, busca que el Estado cumpla con su deber de "investigar con los recursos que tenga a su alcance". “En este orden, nos reúne el compromiso con las víctimas del delito y de transgresiones a derechos humanos, de regresar a los hogares la tranquilidad y la paz, que brinda dar por concluida la búsqueda de sus seres queridos y asegurar el derecho a la verdad”, señala. El Protocolo Homologado para la Búsqueda de Personas Desaparecidas y la Investigación del Delito de Desaparición Forzada, que fue publicado en el Diario Oficial de la Federación en septiembre de 2015. En dicho instrumento se definen los procesos de búsqueda, investigación y atención a víctimas que obligatoriamente deben seguir los agentes del Ministerio Público, personal de servicios periciales y policías, y sirve como una guía de cada etapa del procedimiento penal. En febrero de 2016, la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, inició la implementación de la Base de Datos Ante Mortem/Post Mortem en las 32 procuradurías y fiscalías de las entidades federativas. Junto con ello, se están implementado programas con prioridad nacional, dentro de los cuales destaca: la especialización de las instancias responsables de la búsqueda de personas, así como el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas, a cargo de la Procuraduría General de la República y del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Además, el 9 de octubre de 2015, se transformó la Unidad Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas en una Fiscalía. Con lo cual se logró la centralización y un mejor aprovechamiento de las herramientas de búsqueda, localización de personas y de identificación forense. Para la implementación de este programa, desde el inicio de este proyecto, la PGR recibe apoyo de la Cruz Roja Internacional, en cuanto a la instrucción en el buen uso y actualización del sistema.