'Cambio de personas, no de modelo”, relevos en el gabinete: PRD

miércoles, 7 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los senadores del PRD calificaron como “preocupante” que el gabinete presidencial esté ocupado por políticos que únicamente ejercen el poder con perspectivas electorales. Además, cuestionaron especialmente el nombramiento de Luis Enrique Miranda al frente de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). Miguel Barbosa, coordinador de la bancada, consideró como “natural” que José Antonio Meade haya sustituido a Luis Videgaray porque es el único de los integrantes del gabinete que tiene el mismo perfil: economista, influyente en los círculos financieros internacionales y aceptado por los mercados. Sin embargo, en el caso de Miranda Nava, Barbosa afirmó que su nombramiento “sigue hablando de un gobierno que nunca se ha comportado ni creo que se comportará como estadista. Son hombres del poder que no tienen una responsabilidad ni una visión de Estado”. El senador Zoé Robledo afirmó que estos cambios son más un asunto de coyuntura política que de rediseño de gobierno, mientras que Armando Ríos Piter, también senador del PRD, subrayó que la salida de Videgaray no debe hacer que se olvide la exigencia de que la canciller Claudia Ruiz Massieu rinda cuentas sobre la visita del candidato presidencial republicano, el empresario estadunidense Donald Trump. Para el senador Mario Delgado, exsecretario de Finanzas del gobierno capitalino y perteneciente al mismo grupo de la tecnocracia de Videgaray y Meade, el gobierno de Peña Nieto sólo hace cambio “de persona, no de modelo económico”, pues continuará el endeudamiento, el bajo crecimiento, los gasolinazos y el recorte de los programas sociales. “Es un cambio de personas por el desgaste político del exsecretario Videgaray, pero no hay una corrección del modelo económico, pese a que ha dado resultados nefastos para la población mexicana”, sentenció Delgado. Integrante de la Comisión de Hacienda del Senado, Delgado argumentó que una muestra del fracaso económico es que este año el crecimiento del Producto Interno Bruto será de 2.1%, el más bajo en los últimos 20 años. “Es un gobierno despilfarrador, en estos cuatro años no han estado dispuestos a revisar, ni con el pétalo de una rosa, el gasto público y tampoco han estado dispuestos a instrumentar medidas de ahorro y austeridad”, alertó.  

Comentarios