Luis Miranda sí ofreció obviar la reforma educativa en Chiapas: líderes de la CNTE

jueves, 8 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luis Enrique Miranda, exsubsecretario de Gobernación y ahora secretario de Desarrollo Social, sí ofreció dejar de aplicar la reforma educativa en Chiapas en lo que resta de la administración estatal y federal, entre otros puntos, que incluyen pagar salarios retenidos y becar a maestros que no acrediten sus evaluaciones. Así lo confirmaron los dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Chiapas, Pedro Gómez, Manuel Mendoza, José Luis Zúñiga y Armando Falconi, durante una entrevista con Radio Fórmula. Manuel Mendoza, secretario general de la Sección 7 del magisterio disidente en Chiapas afirmó que él estuvo en las dos reuniones que sostuvieron con Miranda como subsecretario de Gobernación en la Ciudad de México. Y sostuvo: “Los que estuvimos ahí no solamente fuimos uno o dos, fue una comisión de entre 15 compañeros y en efecto eso fue lo que dijo (Miranda), como lo informamos en nuestra asamblea estatal permanente de secretarios generales delegacionales". Confirmó así que el audio que obtuvo Radio Fórmula en el que se escucha a Pedro Gómez decir que ese fue el ofrecimiento del gobierno para destrabar el conflicto en Chiapas, es real. “Así como está en el audio, así como informó mi compañero Pedro, así fue el asunto”, recalcó Mendoza. Por su parte, José Luis Zúñiga, integrante de la Sección 40 de la CNTE en Chiapas, aseguró que él también estuvo en la reunión en la Ciudad de México y que Luis Miranda sí se prometió que no se aplicaría la reforma educativa en el estado, “tal cual”. Lo mismo afirmo Armando Falconi, integrante de la Sección 40, quien sostuvo que él también estuvo en la reunión en esta ciudad. De hecho, los líderes magisteriales en Chiapas han puesto a consulta de sus bases un documento con los 11 acuerdos que dicen haber concretado con la Secretaría de Gobernación (Segob) y cuyo resultado darán a conocer el próximo domingo. Entre los 11 acuerdos señalados, el primero y más importante, es el compromiso del gobierno estatal y federal de no aplicar la reforma educativa –las evaluaciones de promoción y permanencia, “por lo que resta del sexenio”. Es decir, hasta después del 2018.