Sedena y Marina cierran filas con Peña y se pronuncian por la "unidad nacional"

martes, 17 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las Fuerzas Armadas refrendaron este martes, frente al presidente Enrique Peña Nieto, su defensa de la soberanía, en una clara alusión a las expresiones que sobre México ha tenido el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. Los dos temas que el presidente Peña Nieto enarbola en sus discursos desde hace un mes se conjugaron hoy en la agenda presidencial: la regularización de acciones militares en materia de seguridad interior y los anuncios para tratar de paliar los efectos económicos derivados del gasolinazo. Así, en el contexto de protestas que no cesan y abarcan territorios cuya población es poco proclive a tomar las calles, los mandos superiores de las Fuerzas Armadas y su comandante en jefe refrendaron, en voz del secretario de Marina, Francisco Vidal Soberón Saenz, que “están dispuestas a darlo todo por la seguridad, paz y tranquilidad” del país. En las instalaciones de la Escuela Naval de esta ciudad, Peña Nieto hizo entrega de reconocimientos a soldados y marinos que se han destacado en labores de seguridad pública, un asunto que, desde diciembre ha sido reiterado en sus disertaciones a propósito de su interés porque se legisle la normalización de las acciones militares en materia de seguridad interior. Ejército, referencia de “unidad nacional” Los secretarios de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y el anfitrión de Marina dispensaron su reiterado pronunciamiento de lealtad a su jefe supremo y a la soberanía nacional. Sin embargo, en el caso de éste último, el llamado fue al unísono con el que Peña Nieto ha planteado desde el triunfo de Donald Trump como candidato a la Presidencia estadunidense y, muy señaladamente, a partir de sus justificaciones sobre la medida de incrementar el precio de las gasolinas: unidad nacional. “Cuando hablo de unidad nacional, tengo como gran referente el espíritu de cuerpo que une e identifica a los integrantes de nuestros institutos armados”, explicó Peña Nieto. “Especialmente, su trabajo ha sido esencial para garantizar el orden, la paz y la tranquilidad en las ciudades y zonas donde más se necesita”, dijo el mandatario entre los agradecimientos que le dispensó a oficiales y tropas ahí reunidas. Luego, al pedir honrar a los militares abatidos por el crimen, expuso: “De este tamaño es su contribución a la lucha contra el narcotráfico”. Luego, pidió unidad nacional. Más tarde, en la residencia oficial de Los Pinos, Peña Nieto emitió dos decretos, uno de deducibilidad inmediata para micro, pequeña y medianas empresas, y de repatriación de capitales, con el que pretende que inversiones mexicanas en el extranjero regresen al país. Se trata de las dos primeras acciones derivadas del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y Protección de la Economía Familiar, que signó con representantes empresariales y sindicales hace 10 días. Una vez más, en Los Pinos, llamó a la unidad nacional, responsabilizó de la mala situación económica a factores internacionales y defendió de nuevo sus acciones, con el argumento de que éstas pretenden mantener la estabilidad económica, aunque ya no fue explícito en relación al gasolinazo.

Comentarios