Urge diputada priista reducir los 'exorbitantes” salarios de integrantes del IEPC en Guerrero

miércoles, 18 de enero de 2017
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Flor Añorve Ocampo, criticó los “exorbitantes” salarios de los integrantes del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), así como de líderes de partidos políticos en la entidad. La coordinadora de la fracción priista destacó que los sueldos de funcionarios, servidores públicos y representantes partidistas requieren una reducción no de 10%, sino proporcional a la situación que se vive en Guerrero, donde la mayoría de la población está sumida en la pobreza y marginación. También este miércoles, al término de la sesión de la Comisión Permanente en la sede del Congreso local, el diputado perredista Sebastián de la Rosa Peláez propuso un exhorto para disminuir en 20% proporcional al aumento del precio de los combustibles, los sueldos y salarios del gobernador Héctor Astudillo y de representantes de los poderes Legislativo y Judicial, así como de organismos autónomos y ayuntamientos de las principales ciudades de la entidad. La iniciativa del perredista fue rechazada por la mayoría priista, un representante del PVEM y la diputada local por Morena María de Jesús Cisneros, quien calificó la propuesta como “protagónica y mero acto de simulación”, porque lo que debe revertirse, dijo, es el gasolinazo. Sobre ese punto, la presidenta del Congreso local consideró que reducir los salarios de funcionarios y representantes populares como se ha propuesto (de 10 y 20%) no es fundamental para revertir los efectos negativos del gasolinazo, y en nada beneficia a la sociedad que resiente directamente el alza en los precios de los combustibles y servicios básicos, porque la mayoría de ciudadanos, añadió, vive con el salario mínimo que asciende a un promedio de 80 y 100 pesos al día. “El mensaje es que si la sociedad está sufriendo el alza de precios, nosotros (servidores públicos) nos solidarizamos con ellos (ciudadanos)”, expresó Añorve Ocampo. Asimismo, destacó que los diputados locales tienen asignado un salario de 70 mil pesos mensuales y no gozan de beneficios como vales y bonos extraordinarios. Por ello, consideró necesario reducir de manera proporcional a la realidad que se vive en Guerrero el salario de los funcionarios del órgano electoral estatal, quienes ganan de 200 mil a 175 mil pesos mensuales, y representantes partidistas, entre ellos del PRD, que se auto asignaron salarios que van de los 85 mil a los 44 mil pesos al mes. La priista señaló que el pacto de austeridad que propuso Astudillo y que presentará el próximo domingo requiere del respaldo de todos los sectores sociales y la clase política para tratar de paliar el incremento de precios de servicios y productos básicos tras el gasolinazo. En otro asunto, Añorve Ocampo admitió que los diputados de la LXI Legislatura local violaron la Constitución federal al aprobar la miscelánea fiscal que envió el gobernador Héctor Astudillo Flores, donde se ordena exentar del pago de impuestos a médicos, arrendadores y socios de la empresa privada denominada Acabús, que ofrece el servicio de transporte público en el puerto de Acapulco. Al respecto, argumentó que sus compañeros del Revolucionario Institucional (PRI) y aliados del PRD, Movimiento Ciudadano (MC), Acción Nacional (PAN), Verde Ecologista (PVEM) y Partido de Trabajo (PT) decidieron beneficiar a los médicos porque –subrayó– “pagan muchos impuestos” y para que los arrendadores “bajen los costos de las rentas” a los usuarios de casas habitación. “Esa es nuestra percepción, pero si no está funcionando, lo vamos a checar”, expresó la diputada local, quien evadió explicar la causa por la que los socios de la empresa Acabus no pagarán el impuesto de la tenencia vehicular y emplacado de unidades, como sí lo harán el resto de automovilistas y transportistas en la entidad.