Entrega del capo 'despresuriza” frontera: Javier Corral

jueves, 19 de enero de 2017 · 22:49
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- La extradición de Joaquín El Chapo Guzmán “alivia” el ambiente de la frontera porque su presencia erogó la manutención de unos 800 elementos de la PF asignados a su vigilancia y custodia, pero además se recupera en parte la plaza en Juárez, aseveró el gobernador Javier Corral al concluir su informe de los 100 días de gobierno. “Qué bueno que se produzca. Al momento que se produce la extradición, nos enteramos, pero qué bueno que se produzca porque se destinaban muchos recursos, muchos policías para la atención y seguridad de El Chapo. Casi 800 elementos de la Policía Federal que podrían ayudarnos, estaban concentrados en las tareas de vigilancia y custodia de ese operativo, incluidos los que se producen cuando familiares y amigos lo visitaban”. Al gobierno, y principalmente a los juarenses, “alivia el ambiente”, insistió el gobernador, quien dijo que espera contar con parte de ese personal del gobierno federal que estaba asignado para las tareas de coordinación que tienen que hacer para atender varios municipios de la Sierra Tarahumara. La entrega del capo a autoridades de Estados Unidos, abundó, “nos recupera en parte la plaza en Juárez, que está muy cargada de gente muy vinculada con él, yo sí creo que esto puede alivianar a la frontera”. Sobre el contexto en que se autorizó la extradición, a un día de que Donald Trump asuma la presidencia de Estados Unidos, el panista dijo que el gobierno federal toma la decisión para confirmar un acuerdo que tiene con Estados Unidos. “Dentro de las negociaciones que se están haciendo, esto debió haber sido un punto indiscutible, aunque no tengo elementos que me permitan asegurarlo, es sólo una suposición”, acotó. Guzmán Loera fue extraditado hoy del Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) número 9, ubicado en Ciudad Juárez, al aeropuerto internacional de esa frontera, para extraditarlo a Nueva York. El operativo comenzó alrededor de las 11:00 horas, con un fuerte dispositivo de seguridad a cargo de la PF y del Ejército Mexicano, que rodearon el Cefereso, se distribuyeron sobre la carretera Panamericana, hasta el aeropuerto, mientras que un helicóptero aterrizó en el penal que lo trasladó hasta el avión de la Policía Federal. La aeronave despegó a las 17:00. Horas más tarde, sobre la carretera Panamericana, resguardaban el Cefereso alrededor de 20 unidades de la PF y, en el acceso que conduce al penal, se desplegaron unas diez del Ejército.

Otras Noticias