'Hemos dado a la violencia una enorme oportunidad para redefinir nuestras relaciones”: Graue

jueves, 19 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Es preciso reconocer que estamos fallando como miembros de una sociedad, porque hemos dejado de ver al otro como un igual, señaló el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, al referirse a la tragedia ocurrida ayer en el Colegio Americano del Noreste, en Monterrey, Nuevo León. Luego de hacer un llamado a los universitarios a tomar conciencia de la gravedad de los hechos, añadió: “Hemos roto y dejado romper los vínculos que, como personas, nos unen, nos identifican y nos hacen mejores”. En un comunicado, el rector de la UNAM dijo que es atroz que niños, niñas o maestras reciban balazos en una escuela. Es atroz, recalcó, que un niño decida cargar con una pistola para disparar a otros, que son sus iguales. De acuerdo con Graue, en el país hemos dejado que la interacción diaria se desarrolle enterrando nuestros principios más básicos, y en el proceso nos hemos alejado los unos de los otros. “Nos hemos hecho ajenos y le hemos dado a la violencia una enorme oportunidad para redefinir nuestras relaciones”. En una reunión de trabajo con el Colegio de Directores de la UNAM, el rector resaltó que, como mexicanos, en el país “hemos legitimado y empoderado a la violencia en una enorme cantidad de formas. La hemos aceptado, lamentablemente, haciéndola una parte ya de nosotros mismos”. Añadió: “Debemos todos hacer una profunda reflexión, una revisión honesta de lo que hacemos por nosotros mismos y por los otros, de cómo construimos esos vínculos que hoy aparecen irremediablemente rotos. Esto no puede ni debe ser un mandato de autoridad, debe ser un imperativo de la razón y de la conciencia, porque nos toca a todos transformarnos y reconstruirnos como sociedad y como personas”. Graue afirmó que sólo reconociendo plenamente la existencia de los otros, y de sus necesidades, podremos darle sentido a los valores fundamentales que hoy parecen lejanos. Luego resaltó: “Hace falta valentía y coraje para reconocer que hemos perdido la sensibilidad humana que antes era natural. Realmente espero que tengamos esas virtudes porque, de otro modo, sólo haremos más larga la noche, más profundo el dolor y más insoportable la tragedia”. El rector de la UNAM manifestó su “profundo sentir a las familias de las víctimas, a la del joven involucrado y a la de todos sus compañeros. También a la comunidad del Colegio Americano del Noreste”. Y envió “un abrazo sentido y solidario que nos permita sobrellevar este terrible hecho y prevenir la oportunidad de que ocurran otros. Esto no debe volver a suceder y sólo como comunidad podremos evitarlo”, concluyó.

Comentarios