Peña busca limar asperezas tras encuentro "cordial" con obispos en Los Pinos

viernes, 20 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con el fin de analizar los principales temas de la agenda nacional para 2017, el presidente Enrique Peña Nieto se reunió este viernes, en la residencia oficial de Los Pinos, con los miembros del Consejo Permanente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), quienes el año pasado atacaron duramente al mandatario por promover una iniciativa a favor de los matrimonios gay. En la reunión, de carácter privado, se evaluaron “temas de interés mutuo, con motivo del inicio de año” y en “torno a la prospectiva del 2017”, informó la Presidencia de la República. También detalló que Peña Nieto estuvo acompañado por Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación; por José Antonio Meade, secretario de Hacienda, y por Francisco Guzmán Ortiz, jefe de la Oficina de la Presidencia. Y por parte del Consejo Permanente del Episcopado estuvieron el cardenal José Francisco Robles Ortega, presidente de la CEM y arzobispo de Guadalajara; Alfonso Miranda, secretario general de la CEM, y Franco Coppola, el nuncio apostólico en México. Al concluirla reunión con los obispos, Peña Nieto se reunió en privado solamente con Coppola, quien en septiembre pasado llegó a México como representante diplomático del Papa Francisco. Al salir de Los Pinos, el obispo Miranda comentó que hablaron “de la situación del país” en un diálogo “bastante cordial”. En mayo del año pasado, Peña Nieto presentó una iniciativa para legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo, y para que pudieran adoptar hijos. Inmediatamente la CEM se le echó encima, al apoyar las multitudinarias movilizaciones contra esa iniciativa que organizó el Frente Nacional por la Familia, conformado por aguerridos grupos de laicos católicos. La CEM logró que la iniciativa de Peña Nieto fuera bloqueada en el Congreso de la Unión, mediante acuerdos cupulares con la Secretaría de Gobernación e integrantes de la bancada priista en el Congreso. Con esto, la jerarquía católica doblegó al gobierno. Ahora, después del duro encontronazo del año pasado, Peña se reúne con los obispos en este encuentro al que calificaron de “cordial”.

Comentarios