México usará migración centroamericana como 'moneda de cambio” con Trump, alerta activista

lunes, 23 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las declaraciones del canciller Luis Videgaray Caso durante la presentación del decálogo del presidente Enrique Peña Nieto respecto a la relación México-Estados Unidos, llevan a pensar que el gobierno mexicano usará la migración centroamericana “como moneda de cambio” ante la administración de Donald Trump, afirma Rubén Figueroa, integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM). En entrevista con apro, el activista apunta que “en los últimos años de la administración de Obama, México sirvió de ‘muro’ para los migrantes centroamericanos y evitó así la llegada de miles de migrantes a la frontera con Estados Unidos”. Así, deplora, el gobierno mexicano “persiguió y deportó a más migrantes que las propias autoridades estadunidenses”. La mañana de este lunes, Videgaray Caso aseveró que, desde el 2014, el número de “ciudadanos no mexicanos (…) que cruzan el territorio nacional para tratar de llegar a Estados Unidos ha crecido de manera significativa”. Por lo tanto, añadió, “Estados Unidos y México hoy comparten un problema y comparten un interés para resolver juntos esta compleja dinámica de flujos poblacionales”. El recién nombrado canciller recordó que en 2016 cruzaron por México más de 500 mil migrantes hacia territorio estadunidense, a la par del número de mexicanos que migraron hacia el vecino país del norte que disminuyó en un 80% entre 2009 y 2014, al pasar de 380 mil a 80 mil. Rubén Figueroa comenta que cuando el secretario de Relaciones Exteriores dice que la migración es un “problema común” entre ambos países, permite pensar que durante las negociaciones con la administración de Trump, el gobierno mexicano “propondrá continuar con el endurecimiento de la política migratoria y el reforzamiento del Plan Frontera Sur, que consiste en detener y deportar a decenas de miles de migrantes, entre ellos familias enteras que huyen de la violencia en sus países de origen”. El activista informa que el flujo de migrantes en tránsito por México se incrementó mucho en los últimos días, lo cual es normal en esta época del año, pues los migrantes suelen esperar que pasen las fiestas navideñas y de año nuevo para emprender el peligroso viaje hacia el norte. “Nos preocupa en muchos sentidos que (Videgaray) no hable de lo que pasa realmente en México respecto a los migrantes, quienes sufren abusos y violaciones a sus derechos humanos”, añade. El especialista recuerda que Donald Trump se comprometió a deportar a millones de migrantes indocumentados en Estados Unidos, gran parte de ellos de origen mexicano. Luego, advierte: “en México no se puede iniciar ni emprender una cacería, no se puede declarar la ilegalidad de la migración”. Por todo ello, el integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM) exhorta a los cónsules en Estados Unidos a “salir de sus oficinas e ir a las colonias mexicanas formadas, a los barrios, a los centros de trabajo” para garantizar una “protección eficaz y no llena de burocracia” a la comunidad mexicana asentada en Estados Unidos.

Comentarios