Defiende Salinas el TLCAN; "EU también ha recibido grandes beneficios", revira

miércoles, 4 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que en los primeros 200 días de su gobierno renegociará o cancelará el TLCAN, el exmandatario mexicano Carlos Salinas de Gortari salió en defensa del acuerdo firmado en su administración, y dijo que Estados Unidos también ha recibido grandes beneficios. En una entrevista con los periodistas Gabriel Bauducco y Ricardo Raphael con motivo del anuncio de Trump, expuso que “habrá que ser muy pedagógicos en esta negociación para explicarle a la contraparte que el TLC no es solo una cuestión comercial sino un nuevo tipo de relación entre México y Estados Unidos, que los beneficios que recibimos están interrelacionados con los que ellos también reciben”. “Así como México pudo crear tres millones de empleos adicionales vinculados al comercio exterior gracias al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, también los Estados Unidos han logrado generar más se siete millones de empleos adicionales y que hoy están vinculados a lo que ellos llaman el NAFTA (siglas en inglés del TLCAN)”, argumentó. Solo en California hay alrededor de 750 mil empleos vinculados al TLCAN, en Texas más de medio millón y en Florida casi 300 mil, destacó. Salinas también mencionó que el entonces presidente estadounidense George H. W. Bush le pidió incluir el petróleo en las conversaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), a lo que él se negó. Refirió que durante las negociaciones para el tratado comercial, tuvo una reunión con Bush en Monterrey, en la que “me pidió que el petróleo formara parte de la negociación del TLC. Yo le dije que la decisión mexicana, desde el principio de la negociación, es que no modificaríamos la Constitución para acomodarla al tratado, sino que el resultado del tratado tendría que adecuarse a la Constitución”. Asimismo, el expresidente recordó la oposición que tuvo el convenio, que entró en vigor en 1994, desde el lado estadounidense: “Muchos sindicatos en Estados Unidos se manifestaron en contra, en su momento, de esta negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y aducían que los empleos se iban a venir a México, y los iban a perder ellos, porque en México había salarios más bajos, no se respetaban las leyes laborales y no había defensa sindical de los trabajadores. Las tres cosas no ocurrieron”, expuso. (Con información de EFE)

Comentarios