Reprueba sector privado 'inacción” oficial ante las protestas

jueves, 5 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La iniciativa privada reprochó la “inacción” y “negligencia” de las autoridades ante los hechos de violencia ocurridos en los últimos días, sumado a los saqueos en establecimientos comerciales de distintas entidades de la República Mexicana. “Hoy estamos sufriendo, una vez más, las consecuencias de la inacción de los distintos niveles de gobierno, en particular de los gobiernos estatales, que no han podido frenar el vandalismo, los robos, las agresiones físicas, los bloqueos y demás formas de violencia, atentando contra las personas y su patrimonio, así como contra nuestras empresas que son generadoras de riqueza y de empleos”, subrayó la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur). En rueda de prensa, el presidente del organismo empresarial, Enrique Solana Sentíes habló del descontento social que vive la población mexicana a raíz del alza en el precio de las gasolinas, que entró en vigor el primer día de este año. “Sin duda, el silencio de las autoridades para dar una explicación convincente que permitiera a la sociedad entender las razones de esta medida, abrieron la puerta a que grupos minoritarios, con tintes políticos, aprovecharan el malestar social para inducir al caos y al descontrol”, sentenció en las instalaciones de la Concanaco ubicadas en Balderas. El alza de los combustibles, añadió, ya se había anunciado desde el año pasado, pero faltó la oportuna comunicación y metodología para su implementación, y esa –dijo– es la principal causante del malestar social. Y lamentablemente, subrayó, a lo anterior debemos sumarle los actos de corrupción detectados al término de algunos gobiernos estatales, con desvíos millonarios de recursos públicos que han dejado las arcas vacías de sus estados y que a la fecha no ha habido ninguna reparación y sanción de estos actos, situación que aún permanece en la memoria del colectivo. Según la Confederación de Cámaras Industriales de la República Mexicana (Concamin), en la fila de los retenes carreteros, particularmente en Tlaxcala, se ha detectado el saqueo a unidades que transportan aceites y manteca comestible. La detención de autotransportes de Nuevo León, puntualizó, ha impedido la entrega de mercancía en Chihuahua, Tijuana, Monterrey, Oaxaca y Guadalajara. En tanto, Jalisco no pudo importar 14 unidades de material productivo, maquinaria, refacciones y equipo, y se dejaron de exportar 20 unidades con un valor de aproximadamente 2 millones de dólares. El gasto que reportan las cámaras para mantener sus operaciones funcionando asciende a 10 mil 500 dólares diarios, precisó la Concamin, y agregó que en Hidalgo están detenidas las operaciones en seis gasolineras que han sido saqueadas. En lo que se refiere a la industria molinera del trigo, ha registrado retrasos en el transporte de mercancía que pueden derivar en mayores costos logísticos, y obligaría a hacer ajustes en los precios de los productos. Por otra parte, en Puebla las empresas cárnicas reportan problemas para la movilización de sus productos a la Ciudad de México y el sureste del país, mientras que en el Estado de México se ha reportado un incremento en los fletes de hasta 23%. Además, se canceló el sacrificio de 80 mil pollos debido a bloqueos, y no se pudo movilizar al rastro el pollo ya dietado, particularmente en Guanajuato, Durango, Zacatecas y Coahuila, y en el Valle de México se reportó el cierre de 400 establecimientos. Inconformidad, producto de la impunidad: ANAM La Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas (ANAM) dijo compartir la “enorme inconformidad” del pueblo de México, pero rechazó cualquier acto de violencia. Esa inconformidad, agregó, es resultado de “la impunidad, la falta de transparencia y el incremento desmedido en el precio de combustibles, energía eléctrica y gas LP”. Destacó, asimismo, que ante los cierres de vías de comunicación, situaciones y eventos violentos sufridos por el comercio organizado en diferentes entidades del país, “se manifiesta la negligencia de las autoridades al no intervenir oportunamente y consignar a quienes violan las leyes”. El organismo presidido por Iñaki Landáburu Llaguno agrupa a 220 grandes centros de distribución en todo el territorio, más de cuatro mil tiendas propias y abastece a 635 mil misceláneas de productos de consumo básico.

Comentarios