Encuesta revela que los mexicanos son pesimistas sobre el combate a la pobreza

lunes, 16 de octubre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese que los mexicanos están conscientes de la magnitud de la pobreza y de la desigualdad en el país, una encuesta publicada hoy, lunes 16, muestra que seis de cada 10 ciudadanos son pesimistas respecto a la capacidad del gobierno para revertir estas condiciones en la próxima década, pues 54% considera que el propio gobierno utiliza los programas sociales con fines clientelistas y electorales. Según la encuesta que realizó la empresa Data Opinión Pública y Mercados, 88% de los mexicanos considera que las instituciones no respetan los derechos de todas las personas. En la muestra de mil 200 encuestados, 99% aseveró que, a su nivel actual de 80 pesos diarios, el salario mínimo es insuficiente; 84% señaló que subir el salario mínimo es responsabilidad del gobierno federal, y la mitad afirmó que la forma de organizar la economía en el país es excluyente. Más de nueve de cada 10 consultados –94.7%– considera que el problema de la pobreza es “muy grave” o “grave” en el país, y 90%, que más de la mitad de la población se encuentra en situación de pobreza. Ello implica que la percepción de los mexicanos sobre la dimensión de la pobreza es mayor que las cifras del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), según el cual 43.6% de la población (53.4 millones) vivía en esas condiciones en 2016. De igual manera, 85.6% de los entrevistados consideró que la desigualdad es un problema grave o muy grave, y la mitad opinó que México es uno de los países más desiguales de América Latina. De acuerdo con la organización Oxfam, la riqueza acumulada de los cuatro empresarios más ricos del país (Carlos Slim, Alberto Baillères, Germán Larrea y Ricardo Salinas Pliego) supera el patrimonio de los más de 60 millones de mexicanos pobres. La encuesta, promovida por el colectivo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, muestra que para 78% de los ciudadanos, el gobierno tiene la responsabilidad de abatir la pobreza. Sin embargo, 66% considera poco probable que ésta se supere en los próximos 10 años, mientras 59.2% mostró el mismo pesimismo respecto a la desigualdad.